PAZ ANTE LOS MUCHOS PERSEGUIDORES - Primeros pensamientos del día



“¡Oh Jehová, cuanto se han
multiplicado mis adversarios!
Muchos son los que se levantan
contra mí"
(Salmo 3:1)

En la problemática de la crítica, difamación y persecución del creyente hay algo que se posiciona dentro de la categoría de “sorprendente”.
La Biblia expresa innumerables veces que el creyente sufrirá la oposición violenta del mundo (Mateo 5:10-12; 5:44; 10:16-23,28; 23:34,35; 24:8-10; Juan 15:18,19; 16:1,2; Hechos 14:22; Romanos 8:17, 35-37; 1 Corintios 4:9-13; 2 Corintios 4:8-12; 2 Timoteo 3:12. Sólo para nombrar algunos casos neotestamentarios).

Es más, Jesús presentó una gran advertencia al respecto: es una muy mala señal si no sufrimos oposición:
“¡Ay de vosotros, cuando todos los hombres hablen bien de vosotros!, porque así hacían sus padres con los falsos profetas”
(Lucas 6:26).
Por lo que lo “sorprendente” NO es que suframos oposición. ¡NO!
Lo “sorprendente” es que, hablando las Escrituras este tema y de forma tan abundante y clara, nos sorprenda cuando:
sufrimos oposición
o vemos a hermanos sufrir oposición

Siempre me sorprende al ver la sorpresa de muchos.
Digamos que es lo sorprendente de la sorpresa.
Para evitar tristes sentimientos de sorpresa, Jesús nos habló de la oposición violenta de muchos. Y nos lo habló con un claro propósito:
“Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción”
(Juan 16:33).
Pero, aún en el primer siglo, teniendo tan fresco el padecimiento de Jesús y sus advertencias al respecto, Pedro debía trabajar en este sentimiento de sorpresa:
“Amados, no os sorprendáis del fuego de prueba que os ha sobrevenido, como si alguna cosa extraña os aconteciese"
(1 Pedro 4:12).

En este salmo 3 que comenzamos a ver hoy, el primer verso presenta algo en la vida de David que no debe sorprendernos en absoluto: sus perseguidores son muchos.
“¡Oh Jehová, cuanto se han
multiplicado mis adversarios!
Muchos son los que se levantan
contra mí"
(verso 1)

Hermano, ten paz… ¿Sufres esta acumulación de opositores de la que habla David?
¿Personas se levantan contra ti con una violencia que te sorprende?
¡No te sorprendas!
¿No sería raro que a nuestro Señor lo aborrecieron hasta la muerte aquí, pero nosotros teniendo su mismo Espíritu, encontremos la buena opinión de todos?
“Si sois vituperados por el nombre de Cristo, sois bienaventurados”
¿Por qué?
Es una señal de que “el glorioso Espíritu de Dios reposa sobre vosotros” (1 Pedro 4:14).

Despierta de la ilusión. No sirves a Cristo para conseguir aprobación de los hombres. Sirves a Cristo sabiendo que si lo aborrecieron a EL, de ti dirán las peores barbaridades que puedan inventar, y muchos oirán a tus enemigos como si fueran los más fieles biógrafos de tu vida.
¡Ten paz!


Luis Rodas

GuardarGuardar

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Twitter Updates

Misión

Dedicados a la misión de que la Iglesia adore a Dios en todo lo que hace con todo lo que Dios le dio diariamente en todo lugar donde está.
¡Necesitamos trabajar en la Iglesia para conectar la adoración del domingo con la vida del lunes!...
PARA QUE DIOS SEA EL TODO EN TODOS (1 Cor. 15:28)