¿Se puede elegir si se es hombre o mujer? Identidad de género



Puedes leer la primera parte de esta serie "¿Qué es todo esto de la educación sexual en los colegios?":
1- "¿Qué es todo esto de la educación sexual en los colegios?"

Hoy en día se considera, no sólo anticuado, sino casi prohibido, el pensamiento de que sólo existen hombres y mujeres.
Se habla de tantos términos como la imaginación de cada uno puede crear: "Transexualidad", "Androfilia", "Cross-dressing", "Ginefilia", "Genderqueer", "Polisexualidad", etc, etc….

 Se habla de "cinco géneros" o "cinco sexos". Otros no hablan de ninguno, ya que se trata de llegar a una situación sin "sexos fijos", donde cada uno pueda elegir a su gusto, por el tiempo que quiera, el "rol" que más le guste.
Para esto se ha inventado una idea que lo engloba todo: la "identidad de género".

Según ésta, la persona no nace con una identidad sexual definida, sino que varios factores que la rodean definen su "identidad de género”. Por ende, la afirmación bíblica: "varón y hembra los creó" Dios (Génesis 1:27) es un error si entendemos esto como único rol sexual e identidad del ser humano.

Para esto ellos dicen: "Aunque muchos crean que el hombre y la mujer son una expresión natural de un plano genético, el género es producto de la cultura y del pensamiento humano, una construcción social que crea la verdadera naturaleza de todo individuo"
(Lucy Gilber y Paula Wesbster - "TheDanger of Feminity. Gender diferences: Sociology o Biology?").

La persona cuya "influencia fue determinante en la tesis de identidad de género" fue John Money (Wikipedia).
John Money fue un psicólogo y médico neozelandés "especializado" en sexología.

¿LA PRUEBA DE QUE JOHN MONEY TENÍA RAZÓN?
John Money intentó, con el sorprendente consentimiento de sus padres, cambiarle el sexo a un niño de nombre Bruce Reimer.
Para esto sometió a este niño y a su hermano gemelo a extensas sesiones psicológicas que incluían la exposición de imágenes de sexo explícito para reforzar su identidad de género, actos que simulaban sexo entre los dos hermanos, y encuentros con un transexual que les relataba su alegría de haber sido operado.
Y todo esto desde sus primeros años de vida.
Mientras tanto, en 1972, Money publicó su libro "Man & Woman, Boy & Girl" ("Hombre y Mujer, Niño y Niña"), en el que puso al mundo al corriente del "caso de los dos gemelos".

El volumen describía el experimento como un "rotundo éxito". Era la "prueba concluyente" de que "no se nace varones o hembras, sino que uno se convierte en varón o en hembra".
El caso tuvo resonancia mundial. Adoptada por el movimiento feminista, la obra fue alabada en las primeras páginas del Time y del New York Times Book Review, lo que dio a su autor la indiscutible celebridad de un gurú.

Sus tesis, se escribió entonces, tendrían sobre la historia de la humanidad una influencia comparable a la "teoría de la evolución de Darwin".

EL TERRIBLE RESULTADO
El fruto de toda esta locura, no sólo fue que Bruce Reimer nunca pudo frenar su impulso de que en realidad era hombre y finalmente se casó con una mujer.
Sino que los padres jamás lograron reponerse de toda esta situación que habían ocasionado: alternaron entre depresiones agudas y alcoholismo.

El hermano de Bruce Reimer (Brian Reimer), tampoco logró superar todo aquello, y después de varios fracasos matrimoniales, alcoholismo y drogas, se suicidó en el año 2002.
Bruce Reimer, luego de varios intentos de suicidio, finalmente lo logró: el 4 de mayo de 2004 condujo hasta un parking aislado y se disparó en la cabeza.

¿EXITO?
Sin embargo, a pesar de todo esto, John Money obtuvo un reconocimiento como "uno de los más grandes investigadores del siglo en el campo de la sexualidad".

LAS DESVIACIONES SEXUALES DE JOHN MONEY
John Money fue definido por el New York Times como un "agente provocador de la revolución sexual", defendió la película pornográfica "Garganta Profunda" y firmó editoriales sobre la "nueva ética del sexo lúdico".

Animaba a sus pacientes a experimentar con todo tipo de deseo sexual, incluida la "lluvia dorada" (orinarse encima durante la relación sexual), la coprofilia, las amputaciones y el autoestrangulamiento. Para Money no eran perversiones, sino "parafilias".

En abril de 1980 explicó en la publicación Time que la sexualidad con niños "no tenía necesariamente una influencia negativa sobre el niño".

El dijo: "Si yo fuera a ver el caso de un niño de diez u once años que está intensamente y eróticamente atraído hacia un adulto de unos veinte o treinta años, si la relación es totalmente recíproca, así como la unión es realmente totalmente mutua ... entonces yo no lo llamo enfermedad de ninguna manera" (Interview: John Money. PAIDIKA: The Journal of Paedophilia, Spring 1991, vol. 2, no. 3, p. 5).
A esto lo llamaba simplemente “amor”.

PREGUNTAS INELUDIBLES
¿Cómo puede ser que las opiniones depravadas de alguien así dirijan las leyes de países como Argentina?
En este país el 9 de mayo del 2012 se aprobó la ley de identidad de género que lleva el número 26.743.

¿Como puede ser que las opiniones depravadas de alguien así sean la lucha encarnizada de organizaciones como "Amnistía Internacional" (leer "Orientación Sexual e Identidad de Género")?.
¿Cómo puede ser que las opiniones depravadas de alguien así sean enseñadas en los colegios hoy en día?

Hoy los colegios luchan por introducir todo esto en las mentes de nuestros hijos en todo el mundo. Para esto se les enseñan cosas que si, hace apenas 10 años, un grupo religioso lo hubiera enseñado, sería considerado una secta peligrosa digna del máximo repudio y de encarcelamiento.

En el aula de clase, hoy, se le enseña a los niños a como usar preservativos, en algunos casos son enviados a los niños a repartir preservativos en las calles, se les muestran películas (como "Tomboy" por ejemplo) y libros (como "Nicolás tiene dos papás") donde se promueve la homosexualidad, se les habla con lujo de detalle de los miembros íntimos de hombres y mujeres, se les adoctrina que existen muchas diferentes opciones que pueden elegir en su sexualidad y que nadie puede decidir por ellos en cuanto esto (ni aún sus padres). Por lo tanto, si quieren operarse para cambiar de sexo es normal y bueno.

Esto está conduciendo a niños a situaciones que nunca pensamos que íbamos a ver con nuestros ojos.


Luis Rodas


.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Twitter Updates

Misión

Dedicados a la misión de que la Iglesia adore a Dios en todo lo que hace con todo lo que Dios le dio diariamente en todo lugar donde está.
¡Necesitamos trabajar en la Iglesia para conectar la adoración del domingo con la vida del lunes!...
PARA QUE DIOS SEA EL TODO EN TODOS (1 Cor. 15:28)