2 Cómo centrarnos en Dios en nuestras incapacidades y debilidades (1ª parte) DIOS-CENTRISMO



¡Fuimos creados para adorar al “único Dios verdadero” (Juan 17:3)!

Gálatas 1:6-9 nos dice que NO hay otro evangelio.
Pero en Apocalipsis encontramos que un ángel anuncia un “evangelio eterno”: Apocalipsis 14:6,7
Este evangelio anunciado por el ángel no parece ser el evangelio que predicamos nosotros.

A veces imaginamos que Dios planeó algo hermoso con el mundo, pero que el diablo y la raza humana frustraron ese plan.
Dios viendo que todo se le iba de las manos tardó casi 4000 años en decidir qué hacer, hasta que por fin envió a Su Hijo a ver qué podía hacer. Y ahora está esperando si alguien quiere ayudarlo en cambiar el mundo.
Mucha gente lo entiende así y hasta predica diciendo: “Ayudemos a Dios”.
Esto transforma a Dios en un pobre dios impotente y dependiente de ayuda.

Pero, ¿cómo encaja esto con el Dios de las Escrituras que dice en Isaías 46:9,10: “... mi consejo permanecerá, y haré todo lo que quiero”?
Y en Isaías 43:13: “No hay quien de mi mano libre. Lo que hago yo, ¿quién lo estorbará?”

¡Nuestra salvación no es un plan de emergencia!
1 Pedro 1:18-20 dice que Jesús estaba destinado desde antes de la fundación del mundo para ser “un cordero sin mancha” por nuestro pecado.

Dios no esperó a ver qué sucedía con Su creación, qué harían Adán y Eva, qué harías con tu vida...
Antes de la “fundación del mundo” y que los hombres tomaran sus decisiones, ya Dios lo conocía TODO y estaba marcada y destinada toda Su obra y Su plan.

A tal punto que Apocalipsis 13:8 dice que Jesús es “el Cordero que fue inmolado desde el principio del mundo”.

Dios “se propuso en sí mismo” (Efesios 1:9) un “propósito eterno” (Efesios 3:11): que seamos para “alabanza de su gloria” (Efesios 1:6,12,14).
Toda la obra de la cruz, la predicación del evangelio y nuestra salvación completa, tienen un “propósito eterno” detrás: que todo lo creado le adore.
Filipenses 2:5-11

Así podemos entender el contenido del “evangelio eterno” del ángel de Apocalipsis: Apocalipsis 14:6,7
Detrás de la obra de la cruz, la predicación del evangelio y nuestra salvación completa, hay un “propósito eterno”: Apocalipsis 14:7.

¡Para eso fuimos creados!
¡PARA ADORAR A DIOS!
Donald Hustad: “Todo lo que tiene vida debería adorar (a Dios)” (“Jubilate II”. Pag. 124).


Luis Rodas


.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Twitter Updates

Misión

Dedicados a la misión de que la Iglesia adore a Dios en todo lo que hace con todo lo que Dios le dio diariamente en todo lugar donde está.
¡Necesitamos trabajar en la Iglesia para conectar la adoración del domingo con la vida del lunes!...
PARA QUE DIOS SEA EL TODO EN TODOS (1 Cor. 15:28)