Ama a otros y no disfrutes su caída CULTIVANDO UN CARÁCTER PIADOSO



“El amor no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad” (1 Corintios 13:6)

Una forma de explicar este versículo es así:
El amor no se alegra o recocija en que otra persona caiga en pecado, sino en que el otro practique la verdad. El amor anhela la corrección del que obra mal, y si en el transcurso de la disciplina de Dios esa persona debe sufrir algo, el piadoso lamenta su sufrimiento, aunque sabe que es para su bien.
En el corazón del piadoso no hay gozo por la caída de nadie, sino que él se regocija en el arrepentimiento y regreso a la practica integral de la verdad.

Por esto Thomas Manton (1620-1677), comentando este versículo, dijo: “nada es más contrario a la naturaleza misma del amor que el regocijarse en el mal de otro.
El amor no se regocija en que otros caigan en pecado, el cual es un gozo para el que odia, sino que el amor hará que un hombre fervientemente llore y se lamente por cualquier pecado que otro cometa.
Es un gozo ver a otros cumplir con su deber, pero una tristeza que ellos ofendan a Dios.
El amor busca la reforma de otros, no su ruina y desgracia.
Cuando David escuchó de la muerte de Saúl, él rompió su ropa y lloró y ayunó.
2 Samuel 1:11,12:
"Entonces David, asiendo de sus vestidos, los rasgó; y lo mismo hicieron los hombres que estaban con él.
Y lloraron y lamentaron y ayunaron hasta la noche, por Saúl y por Jonatán su hijo, por el pueblo de Jehová y por la casa de Israel, porque habían caído a filo de espada”.

Y Job dijo: “Esto también sería maldad juzgada; porque habría negado al Dios soberano. Si me alegré en el quebrantamiento del que me aborrecía, y me regocijé cuando le halló el mal” (Job 31:28,29).

La venganza es dulce a la naturaleza carnal, pero el amor divino se inspecciona ante esto, y limpia profundamente esta vieja levadura de malicia.
El amor anhela que los que hacen mal corrijan su camino, en integridad y sinceridad"
(“The Works”. Vol. 18).

Proverbios 24:17 nos exhorta: "Cuando cayere tu enemigo, no te regocijes, y cuando tropezare, no se alegre tu corazón”.


Luis Rodas


.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Twitter Updates

Misión

Dedicados a la misión de que la Iglesia adore a Dios en todo lo que hace con todo lo que Dios le dio diariamente en todo lugar donde está.
¡Necesitamos trabajar en la Iglesia para conectar la adoración del domingo con la vida del lunes!...
PARA QUE DIOS SEA EL TODO EN TODOS (1 Cor. 15:28)