DISCÍPULO DE JESÚS Jesús, la gran necesidad



Hoy, para terminar, veremos la máxima necesidad que tenemos hoy en día si queremos ser discípulos de Jesús: Jesús

Jesús fuera. Cristianismo sin Cristo
La iglesia de Laodicea, era así. Y hoy en día cuántas iglesias.
Una iglesia que tiene mil actividades, cantan, predican, pero sin Jesús.
Sus miembros van cada domingo, se llaman a si mismos cristianos, quieren ser músicos en la iglesia, etc... pero sin Jesús.
En esa Iglesia los miembros encuentran compañía, amistades, diversión, se sienten útiles, cumplen sus sueños personales, diezman y ofrendan creyendo que Dios les va a dar 100 veces más, no faltan a la iglesia creyendo que así Dios va a responder a sus oraciones, se sienten motivados, pero sin Jesús.

(POSIBILIDAD:
Rick Warren, en su libro “Edificando una Iglesia con propósito” dice  que “el secreto de éxito de tu Iglesia es ayudar a los necesitados. Tu Iglesia nunca crecerá más allá de tu capacidad para ayudar a las necesidades” (Cap. “Enfocando tu comunidad”).
Y aconseja hacer una encuesta casa por casa preguntando “¿Cuales son sus mayores necesidades?”.
También explica que “casi siempre la resistencia al evangelio no es más que una mala comunicación” (Cap. “Enfocando tu comunidad”).
Y completa la idea diciendo que “se puede ganar a cualquiera, si se encuentra la llave para llegar a su corazón”.
En el capítulo “Atrayendo y manteniendo la multitud”, del mismo libro, nos aconseja “crear un ambiente que haga que la gente quiera venir al servicio de la iglesia”. ¿Cómo?
“-Ten personas que cálidamente saluden e inviten a la gente
-Miembros orando por el servicio
-Música animada
-Ten fe de que Dios hará su obra en el servicio
-Crea un sentido de celebración
-Crea un sentido de animo
-Crea un sentido familiar
-Imprime los versículos en hojas para repartir a la entrada
-Agradece a los visitantes por venir al servicio
-Anima a tus ministros a escribir cantos nuevos”).

Esto se trata de personas no nacidas de nuevo en una organización absolutamente humana y a esto le llaman.... Iglesia

Rick Warren prosigue diciéndonos que hay 5 preguntas que los futuros miembros se hacen y que nosotros debemos satisfacer como Iglesia:
1- ¿Hay aquí lugar para mí? (Buscan aceptación)
2- ¿Hay alguien que quiera conocerme? (Buscan amistad)
3- ¿Me necesitan? (Buscan encontrar su valor como personas)
4- ¿Cual es la ventaja de ser parte de la familia de la Iglesia ) ¿Buscan beneficios)
5- ¿Que van a requerir de mi? (Tienen expectativas) (Cap. “Edificando tu congregación”)    )

Así la Iglesia se convierte en una organización absolutamente humana y cada miembro no vive apasionado de su Dios, sirviéndolo a EL y viviendo para EL. NO.

Le gusta formar parte de una organización benéfica llamada Iglesia tal. Allí se siente útil, aceptado y valorado.
¿Es esto el cristianismo? ¿Es este el plan de Dios creado desde antes de la fundación del mundo? ¿Es esta la Iglesia?

Esto da como resultado la Iglesia del sepulcro blanqueado
Todo es superficial, por fuera. Mateo 23:27-29
“Llenos de hipocresía e iniquidad”

Jesús
Millones tienen una bonita religión humana, sin Jesús.
Esconden sus “huesos de muertos y toda su inmundicia” hasta que un día explotan y su líder o pastor pregunta: “¿qué pasó con fulanito? Que raro”.
Y la verdad es que fulanito hace rato que tenía olor a podrido (como un muerto). Pero el líder o pastor no se daba cuenta porque el también tiene olor a podrido.

Jesús, la gran necesidad
El verdadero discípulo de Jesús, el verdadero seguidor de Jesús está “pleróo” en EL.
Colosenses 1:16-18; 2:8-10
“Completos”: “pleróo” (hacer repleto, literalmente atiborrar (una red), rellenar (un hueco), satisfacer, suplir, completar, desbordante, totalmente cubierto, saciado, cumplir, pagar por completo).
“Tiene primeramente el sentido de llenar con un contenido” (“Diccionario Teológico del Nuevo Testamento” - Gerhard Kittel. Pag. 846).
Efesios 1:23 habla de “la plenitud de Aquel que todo lo llena en todo” (“la pléroma de Aquel que todo lo pleróo en todo”)
“pléroma”: abundancia, cumplimiento, plenitud

La señal de que has nacido de nuevo y que eres discípulo de Jesús es que la “pléroma” (plenitud) de Jesús, te hace vivir “pleróo” (completo).
Necesitamos a Jesús.


Luis Rodas


.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Twitter Updates

Misión

Dedicados a la misión de que la Iglesia adore a Dios en todo lo que hace con todo lo que Dios le dio diariamente en todo lugar donde está.
¡Necesitamos trabajar en la Iglesia para conectar la adoración del domingo con la vida del lunes!...
PARA QUE DIOS SEA EL TODO EN TODOS (1 Cor. 15:28)