El gozo: algo esencial CULTIVANDO UN CARÁCTER PIADOSO



“Hermanos, tened gozo” (2 Corintios 13:11)

El apóstol Pablo, terminando su segunda carta a los corintios, hace un listado de elementos muy importantes en la vida cristiana.
Los hermanos en Corinto debían prestar atención a estas cosas:
Debían corregir su camino, madurar, ser piadosos (“perfeccionaos”), ayudarse unos a otros en esta tarea (“consolaos”), tener el mismo enfoque de para qué vivían y cómo vivían (“sed de un mismo sentir”), abandonar toda contienda y división (“vivid en paz”).
Pero el primer punto de la lista puede sorprender a alguien:
“hermanos, tened gozo"

¿Podrá ser el gozo algo importante en la vida cristiana?

Es muy interesante que varias versiones bíblicas en inglés traducen esta frase como un saludo.
“Finalmente, hermanos, adiós” (por ejemplo: American Standard Version; 1599 Geneva Bible; King James Version).

Esto le quita el fuerte sentido que está expresando Pablo aquí.
¿Pero porqué algunos lo traducen así?
La razón es que entre los cristianos la palabra en griego (“jaírete”) era un saludo importante.
¿Por qué?
Esta fue la primera palabra que el Cristo resucitado dijo.
El Señor, al resucitar de entre los muertos, aparece por primera vez a algunas mujeres, y cuando estas desbordaban de “temor y gran gozo” (Mateo 28:8), les dice: “jaírete” (Mateo 28:9).
En la versión Reina Valera 1960 se traduce: “¡salve!”. Lo cual no ayuda mucho.

John MacArthur lo explica así: “Esta palabra se volvió un saludo. Todo comenzó cuando Jesús salió de la tumba y saludó a aquellas mujeres con esta palabra: 'tened gozo’. ‘Tened gozo’ se volvió el saludo.
Ellos supieron del primer gran saludo de Jesús y éste se volvió el saludo habitual para decir, tanto ‘hola’ como ‘adiós’. Y personalmente yo lo prefiero.
Los primeros cristianos encontraron aquí un saludo con sentido. Ellos decían: 'tened gozo'. Y la implicación era ‘tened gozo’ porque Cristo está vivo.
Ellos decían ‘jaírete’ al llegar, y ‘jaírete’ al irse, porque el gozo era una parte absolutamente esencial en la vida de la Iglesia.
Al decir ‘tened gozo’, estaban diciendo: ‘tú no tienes nada para dudar, nada para temer, nada para quejarte o entristecerte. Los demás deben reconocerte por el gozo'.
Pablo en Filipenses 4:4 dice: ‘Regocijaos en el Señor siempre. Otra vez digo: ¡Regocijaos!’.
¡Es una parte esencial en la vida de la Iglesia que expresemos este gozo!"
(“A Call for Completion”).

Por lo que podemos decir que el apóstol Pablo, aquí en los últimos versículos de 2 Corintios, está dejándonos este esencial saludo-exhortación: “TENED GOZO"


Luis Rodas


.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Twitter Updates

Misión

Dedicados a la misión de que la Iglesia adore a Dios en todo lo que hace con todo lo que Dios le dio diariamente en todo lugar donde está.
¡Necesitamos trabajar en la Iglesia para conectar la adoración del domingo con la vida del lunes!...
PARA QUE DIOS SEA EL TODO EN TODOS (1 Cor. 15:28)