El gozo del piadoso no es superficialidad CULTIVANDO UN CARÁCTER PIADOSO



“Tú diste alegría a mi corazón mayor que la de ellos cuando abundaba su grano y su mosto” (Salmo 4:7)

Aquí David hace un contraste entre el gozo del piadoso y el gozo del mundo:
“Tú diste alegría a mi corazón MAYOR QUE la de ellos cuando abundaba su grano y su mosto” (Salmo 4:7).
¿Qué entiendes por gozo? ¿El gozo del piadoso o el gozo del mundo?

Veamos dos diferencias básicas entre uno y otro:
1- El gozo del mundo es un regocijo de la carne.
Como aquella mujer adúltera de Proverbios 7:18 que le dice a un joven por la calle: “Alegrémonos en amores. Porque el marido no está en casa”.

Así, existen personas que se definen como creyentes, que se embriagan diciendo que ellos son cristianos gozosos.
Y congregaciones que hacen fiestas llenas de música del mundo y baile, supuestamente para atraer a gente no cristiana.
Si les dices algo, responden: “Tenemos que mostrarle al mundo que nosotros tenemos más gozo que ellos”.
Este es el gozo del mundo dentro de un edificio que alguien llamó "iglesia”. Este es el gozo de Israel cuando alrededor de su “becerro de oro” “se levantó a comer y a beber, y a regocijarse” (Exodo 32:6).

El gozo del piadoso NO proviene de dejar de “ocuparnos de las cosas del Espíritu” (Romanos 8:5) para “satisfacer los deseos de la carne” (Gálatas 5:16).
Por el contrario es el “gozo del Espíritu Santo” (1 Tesalonicenses 1:6) que lo hace “alegrarse con temblor” (Salmo 2:11). Por esto Gálatas 5:22 incluye el gozo entre el “fruto del Espíritu”.
Como escribió Charles Hodge (1797-1878): “se trata de la atmósfera del cielo, y cuanto más tengamos de él en la tierra, tanto más celestiales seremos en carácter y temperamento” (“Second Corinthians”).

2- El gozo del mundo nace de la diversión vacía, el no pensar y se alimenta de huir de todo aquello en lo que debería ocuparse con seria profundidad.
“La necedad es alegría al falto de entendimiento” (Proverbios 15:21).

- El gozo del piadoso NO nace de ser negligentes en el servicio a Cristo. Cuantos creyentes no se involucran en el ministerio de ninguna manera porque dicen que no quieren tener problemas con otras personas.
Esta negligencia es la que llevó a aquel hombre a esconder su talento en Mateo 25:24,25. Jesús lo describió como “siervo malo y NEGLIGENTE” (Mateo 25:26).
Los que entraron “en el GOZO del Señor” en esa parábola, fueron aquellos responsables “siervos fieles” (Mateo 25:21).

- El gozo del piadoso NO nace del no pensar. Cuantos creyentes son tan superficiales en la fe como niños, porque creen que profundizar en las Escrituras y en la auto-examinación les roba el gozo.
Salmo 119:14,15 “Me he gozado en el camino de tus testimonios más que de toda riqueza. En tus mandamientos meditaré”.
Santiago 4:9,10: “Afligíos, y lamentad, y llorad. Vuestra risa se convierta en lloro, y vuestro gozo en tristeza. Humillaos delante del Señor, y él os exaltará”.

- El gozo del piadoso NO nace del no preocuparse del sufrimiento del otro para no perder el buen ánimo y la alegría.
El apóstol habló extensamente en sus cartas del gozo cristiano, al punto de decir: “Estad siempre gozosos” (1 Tesalonicenses 5:16). Pero esto no lo llevó a una especie de corazón apático que no sufría por la obra de Dios, el perdido y los hermanos sufrientes.
Sufría por la obra de Dios: “Sobre mí se agolpa cada día, la preocupación por todas las Iglesias” (2 Corintios 11:28).
Sufría por el perdido: “tengo gran tristeza y continuo dolor en el corazón” (Romanos 9:2).
Sufría por los hermanos sufrientes: “Si un miembro padece, todos los miembros se duelen con él” (1 Corintios 12:26)
“Llorad con los que lloran” (Romanos 12:15).

EL GOZO DEL PIADOSO
Mas bien se trata del efecto que se produce en el alma que encuentra SU TODO EN DIOS en todo tipo de circunstancias, buenas y malas.
El gozo del piadoso NO tiene nada que ver con la irresponsabilidad, negligencia, apatía, superficialidad y fiesta del mundo.

Quizá pueda ayudarnos a entenderlo mejor estas palabras de Charles Simeon (1759-1836):
“Es necesario crecer hacia dentro. Este es el camino a una comunión con Dios cercana y llena de adoración.
Me he esforzado continuamente por cultivar la humillación más profunda ante Dios.
El corazón tierno, el espíritu quebrantado y contrito, están para mí muy por encima de todos los gozos que podría esperar jamás en este valle de lágrimas”
(“Biography”).


Luis Rodas


.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Twitter Updates

Misión

Dedicados a la misión de que la Iglesia adore a Dios en todo lo que hace con todo lo que Dios le dio diariamente en todo lugar donde está.
¡Necesitamos trabajar en la Iglesia para conectar la adoración del domingo con la vida del lunes!...
PARA QUE DIOS SEA EL TODO EN TODOS (1 Cor. 15:28)