4 cosas que debemos insistir en la Iglesia



Hechos 2:42: "Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, 
en la comunión unos con otros, 
en el partimiento del pan y en las oraciones"

La primera Iglesia, donde participaban los apóstoles que habían caminado con Jesús mismo, “perseveraba”.
La palabra griega original que figura aquí es “proskarteréo”: 
"a. estar dedicado a
  b. apegarse
  c. estar continuamente en"
(“Compendio del Diccionario Teológico del NT”. Pag. 411).

¿PERSEVERABAN EN QUÉ?
  1. "en la doctrina de los apóstoles": Infaltablemente cuando se reúne la Iglesia debe enseñar.
    Cuando una congregación menosprecia la enseñanza, supuestamente por la guía del Espíritu Santo o en pos de atraer más gente, ha descuidado uno de los puntos centrales por los que se ha reunido.
    ¿Qué enseña?
    El conjunto de enseñanzas que Jesús le entregó a los apóstoles para enseñar a otros (Mateo 28:19,20; 2 Timoteo 2:2; Tito 1:9).
    Esto es lo que Judas 3 llama “la fe que ha sido una vez dada a los santos”, y aquí, en Hechos, se la denomina como “la doctrina de los apóstoles”.
    No hay nada que inventar.
  2. "en la comunión unos con otros": La reunión de la Iglesia no es una especie de asistencia a una función de teatro donde los profesionales actúan y los espectadores disfrutan.
    La iglesia vive “la comunión de los santos”.
    La palabra “koinonía” en griego (“comunión”) indica una participación conjunta de cargas, metas, trabajo, beneficios y esperanza (Efesios 4:3-6).
    Hablar un rato después de terminado lo que llamamos “culto” no necesariamente es “comunión”.
    Donald Carson: "El meollo de la verdadera comunión es la sacrificada conformidad a una visión común" (“Cuestiones básicas”. Pag. 11,12).
  3. "en el partimiento del pan": Debemos recordar constantemente la obra de Cristo en la cruz y su segunda venida.
    "En este contexto, esto es equivalente a la Cena del Señor (tomado como parte de una comida)" (E.H. Trenchard - “Acts").
    Allí, como escribió David Peterson, "nos ministramos unos a otros mientras expresamos nuestra común participación en Cristo como nuestro Salvador y Señor" (“Encountering God Together”).
    La iglesia debe enfocarse de forma fundamental en Cristo, su primera venida y la esperanza gloriosa de su regreso, lo cual representa nuestra alegría (1 Pedro 1:5,6).
  4. "en las oraciones": La Iglesia está unida en oración.
    Los creyentes se aman unos a otros. Por lo que “si un miembro padece, todos los miembros se duelen con él” (1 Corintios 12:26), y así “oran unos por otros” (Santiago 5:16).
    ¿Cómo podemos imaginar que somos una Iglesia en amor si ni sabemos lo que está viviendo nuestro hermano, y menos oramos por él (1 Juan 3:16-18)?.





1 comentarios:

  1. TOTALMENTE DE ACUERDO LASTIMA QUE LA IGLESIA EN LOS PUNTOS 2 Y 3 CREO QUE NO EXISTE...
    El punto 2 solo los amigos viven esa comunión pero después de la llamada REUNIÓN, CULTO O LO QUE SE LLAME AHORA.
    El punto 3 lamentablemente hemos profesionalizado,hemos hecho una ceremonia dentro de una reunión, situación que Jesús no lo tomo como tal... Jesús hizo la santa cena en un pedazo de asado... (perdón pero es mi versión según lo que leo en la Biblia y en esos puntos la bilbia es muy clara.) espero ser de Bendición no por lo que haga sino por lo que soy (NO APTO PARA RELIGIOSOS)

    ResponderEliminar

 

Twitter Updates

Misión

Dedicados a la misión de que la Iglesia adore a Dios en todo lo que hace con todo lo que Dios le dio diariamente en todo lugar donde está.
¡Necesitamos trabajar en la Iglesia para conectar la adoración del domingo con la vida del lunes!...
PARA QUE DIOS SEA EL TODO EN TODOS (1 Cor. 15:28)