Aprendiendo hermenéutica de Lucas el médico



Aunque Dios le dio el inconmensurable privilegio de escribir uno de los 4 relatos del evangelio, Lucas no fue apóstol de Jesucristo.

Uno de los requisitos para ser considerado apóstol del Señor era haber recibido el evangelio directamente de EL (Gálatas 1:11,12; 2:6; 1 Corintios 9:1; 11:23).
¡Este no era el caso de Lucas!.
¿Qué hizo entonces para asegurarse de estar enseñando fielmente la vida, muerte, resurrección y enseñanza de Jesús?

En la introducción del "evangelio según Lucas" encontramos la respuesta.
  • En el primer versículo cuenta que ya otros trataron de “poner en orden la historia”.
  • En el segundo versículo afirma quiénes fueron testigos presenciales de estos hechos: los apóstoles.
  • En el tercer versículo le aclara al destinatario de esta carta (Teófilo) que lo que le está enviando es fruto de una “investigación diligente”.
  • En el cuarto versículo le explica sus motivaciones al relatarle el evangelio.

Lucas se encuentra, en cierta medida, en la misma situación que nos encontramos nosotros como pastores cada domingo: nosotros no vimos ni oímos a Jesús ni somos apóstoles como Pablo a quien se le presentó el Señor en persona.
Entonces, ¿cómo sabemos que estamos enseñando el evangelio de forma fiel y no ideas preconcebidas?

Para esto Lucas decide hacer una investigación de la “historia” tan rigurosa como la que haría un médico serio (teniendo él mismo esta profesión según Colosenses 4:14).
Y por esto, en estos 4 versículos usa 3 términos que se empleaban en la medicina:
  1. “historia” ("diégesis”) en Lucas 1:1:                                                                                                                                    "Tanto Hipócrates como Galeno emplean esta palabra en sus introducciones a sus obras médicas" (A.T. Robertson en “Comentario al Texto Griego del NT”. Pag. 119).
  2. “lo vieron con sus ojos” (“autóptes”) en Lucas 1:2:                                                                                                                  De donde deriva nuestra palabra “autopsia”. “Los escritores médicos la empleaban con frecuencia” (A.T. Robertson en “Comentario al Texto Griego del NT”. Pag. 119).
  3. “haber investigado” (“parakoloudséo”) en Lucas 1:3:                                                                                                               “Galeno (médico griego del segundo siglo), en su momento, la empleó para referirse a la investigación de síntomas" (A.T. Robertson en “Comentario al Texto Griego del NT”. Pag. 120).

Lucas hizo un estudio muy serio, detallado y exhaustivo del evangelio. Los que predicamos, ¿podemos tomar nuestra tarea con menor seriedad que Lucas?
Lucas no fundamenta la veracidad de sus dichos diciendo: “he estado orando y puedo asegurarte Teófilo que lo que te escribo es la verdad. El Espíritu Santo me ha hablado”.
¡NO!.
Lucas realiza un estudio al cual compara con una investigación médica (usando 3 términos de investigación médica en 4 versículos). 

Sigamos el ejemplo de Lucas, y estudiemos con amor, dedicación y precisión los testimonios de aquellos que "lo vieron con sus ojos" (Lucas 1:2) reflejados en el Nuevo Testamento.
Necesitamos invertir horas y horas en la “investigación con diligencia” de la Palabra de Dios antes de pararnos en el púlpito.

.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Twitter Updates

Misión

Dedicados a la misión de que la Iglesia adore a Dios en todo lo que hace con todo lo que Dios le dio diariamente en todo lugar donde está.
¡Necesitamos trabajar en la Iglesia para conectar la adoración del domingo con la vida del lunes!...
PARA QUE DIOS SEA EL TODO EN TODOS (1 Cor. 15:28)