Las crisis

                                                                                                       

Marshall Sherley:
"Nadie anhela estar en crisis. Pero ahí es donde nos encontramos a menudo, especialmente como líderes. La crisis puede ser personal, o puede ser organizacional: una crisis financiera, un conflicto doloroso, un problema de salud, una crisis de fe, fracaso público, una pérdida costosa, un momento de decisiones controvertidas, o algún otro momento decisivo de alta intensidad.

En el lado positivo, los momentos de crisis son a menudo los tiempos que Dios hace su mejor trabajo. Pregunta a casi cualquier creyente maduro, y ellos te dirán que crecieron más como persona, como cristiano, durante las temporadas de pérdida, dolor y crisis de lo que lo hacían en cualquier otro momento.

Mientras que nadie anhela crisis personales, el dicho es cierto, sin embargo: 'una crisis es demasiado valiosa como para no aprovecharla'.

En un sermón, Bruce Thielemann llama a estas crisis 'momentos de fundición'. Él describe esos momentos en el que el metal se ha calentado lo suficiente como para darle forma y trasnformarlo en algo útil. Y cuando las cosas se enfrían, ya es demasiado tarde.

Del mismo modo, la crisis es una oportunidad a corto plazo para hacer algún bien a largo plazo".

(senior editor de Leadership Journal)
 

.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Twitter Updates

Misión

Dedicados a la misión de que la Iglesia adore a Dios en todo lo que hace con todo lo que Dios le dio diariamente en todo lugar donde está.
¡Necesitamos trabajar en la Iglesia para conectar la adoración del domingo con la vida del lunes!...
PARA QUE DIOS SEA EL TODO EN TODOS (1 Cor. 15:28)