1- Marca el camino con tu ejemplo



Serie "Lidera como Jesús"


"Aconteció en aquellos días, que Jesús vino de Nazaret de Galilea, y fue bautizado por Juan en el Jordán"
(Marcos 1:9)

¿Por qué se bautizó Jesús?
No porque tuviera algún pecado de qué arrepentirse. Sino que su intención fue "cumplir toda justicia" (Mateo 3:15). Esta fue, como escribió John Macarthur, "su primera identificación pública de su carácter mesiánico" ("Biblia de Estudio". Pag. 1253).

EL se hizo "en todo semejante a (nosotros) sus hermanos" para salvarnos (Hebreos 2:17).
Aún cuando para nuestro bien debía caminar el camino de la humillación pública, lo hizo.
Al bautizarse no ganaba nuestra salvación, pero al saber que era necesario simplemente nos amó sin prestar atención a cómo lo verían otros.

Su primera aparición pública ya fue todo un ejemplo para aquellos que serían sus discípulos. Al dar sus primeros pasos ya estaba enseñándoles sin palabras.

Hay veces que es necesario sentar tranquilos a los que lideramos para enseñarles oralmente. Pero en otras ocasiones simplemente hay que hacer lo que hay que hacer, y así les marcaras el camino.
¿Y sabes qué? ¡Estas son las lecciones más imborrables que puedas dar!

Según el famoso estudio de Edgar Dale, recordamos un 10% de lo que leemos, un 20% de lo que oímos, pero un 50% de lo que vemos y oímos.

Jesús vivió dando estas lecciones. Toda su vida fue un marcar el camino con su ejemplo.
¿Recuerdas cuando estaban tomando aquella última cena?
Mira cómo Juan recuerda tan minuciosamente aquella experiencia que vivió. El relató en detalle:
"Se levantó de la cena, y se quitó su manto, y tomando una toalla, se la ciñó. Luego puso agua en un lebrillo, y comenzó a lavar los pies de los discípulos, y a enjugarlos con la toalla con que estaba ceñido" (Juan 13:4,5).

Al terminar el Señor, les dijo: "Ejemplo os he dado, para que como yo os he hecho, vosotros también hagáis" (Juan 13:15).

Tu vida está marcando el camino. Mucho más de lo que puedes darte cuenta.
Cuando miras la vida de aquellos que te siguen descubrirás, a veces con dolor, que ellos han aprendido en un grado más alto de lo que han visto en ti, que de lo que has decidido enseñarles con palabras.
Preocupado por esto, Pablo le escribe a Timoteo: "Sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza" (1 Timoteo 4:12).

¿Quieres liderar mejor?
Mejora como vives. Mejora la calidad de tu caminar en Cristo.
Jesús a cada paso nos daba la mejor lección del lider: "dejándonos ejemplo, para que sigáis sus pisadas" (1 Pedro 2:21). 

.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Twitter Updates

Misión

Dedicados a la misión de que la Iglesia adore a Dios en todo lo que hace con todo lo que Dios le dio diariamente en todo lugar donde está.
¡Necesitamos trabajar en la Iglesia para conectar la adoración del domingo con la vida del lunes!...
PARA QUE DIOS SEA EL TODO EN TODOS (1 Cor. 15:28)