Él hiere y sus manos curan



"En aquellos días, levantándose María, fue de prisa a la montaña, a una ciudad de Judá; y entró en casa de Zacarías, y saludó a Elisabet" (Lucas 1:39,40).

María, sin duda, estaría bajo una revolución de pensamientos y sentimientos en esos primeros días.
1- Un ángel le anuncia que concebiría al Hijo de Dios
2- Sería el medio por el cual nacería el tan enormemente esperado Mesías de Israel
3- Estaba a punto de quedar embarazada
4- Estaría encinta y esto significaría "una posición difícil y vergonzosa en extremo.

"Desposada para casarse con José, enfrentaba el estigma de una maternidad fuera del matrimonio. Es obvio que José habría sabido que el hijo no era suyo, y ella era consciente de que sería acusada de adulterio, una ofensa que se castigaba con el apedreamiento (Deuteronomio 22:13-21)" (John MacArthur - "Biblia de Estudio").

María no podía hablar con nadie de todo esto. ¿Qué hacía?
Pasan días y la mente vuela.
El ángel en su mensaje había mencionado algo muy importante y comprobable: Elizabet, su pariente, estaba embarazada de 6 meses.
María decide ir: "En aquellos días, levantándose María, FUE DE PRISA a la montaña" a visitar a Elizabet (1:39).

"Es posible que el viaje de Nazaret hasta la tierra montañosa de Judea haya tardado de tres a cinco días" (Craig Keener - "Comentario del Contexto Cultural de la Biblia").

"No podríamos esperar otra cosa que lo que hizo: 'de prisa' ella se dirigió a casa de su parienta, sin perder tiempo, y antes de que pudiera hablar con su propio desposado...
Es claro que María 'fue de prisa' y que toda comunicación con José podía sólo tener lugar después de esto" (Alfred Edersheim - "Comentario Bíblico Histórico").

Finalmente María llega a casa de Elizabet y he aquí el gran aliento: Elizabet notoriamente embarazada como le dijo el ángel.
En un poblado pequeño como Nazaret, de unos "480 habitantes" (R.T. France - "The Gospel of Matthew"), la situación de María generaría un escándalo.
Ante esto "la bienvenida recibida de parte de Elizabet y la bondad que le era mostrada habría sido doblemente dulce" (William MacDonald - "Comentario Bíblico").

APLICACIÓN
1- Se trata del Dios que antes de glorificarse en nuestras vidas muchas veces permite situaciones que parecen superarnos y no entendemos cómo puede ser que Dios nos haya puesto en una situación así.
A veces parece el final.
Como Pablo en 2 Corintios 1:8: "Porque hermanos, no queremos que ignoréis acerca de nuestra tribulación que nos sobrevino en Asia; pues fuimos abrumados sobremanera más allá de nuestras fuerzas, de tal modo que aun perdimos la esperanza de conservar la vida".

  2- Se trata del Dios que tiene amorosamente en cuenta nuestros sentimientos y pensamientos y sabe que necesitamos aliento y consuelo cuando estamos en circunstancias extremas, y EL obra de grandes maneras para ayudarnos en esos momentos.
Como en la vida de Pablo: "Porque de la manera que abundan en nosotros las aflicciones de Cristo, así abunda también por el mismo Cristo nuestra consolación" (2 Corintios 1:5).

Job 5:18: "Porque EL es quien hace la llaga, y EL la vendará; EL hiere, y sus manos curan".
ES EL DIOS QUE TE ABRUMA Y ES EL DIOS QUE TE CONSUELA

Luis Rodas


.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Twitter Updates

Misión

Dedicados a la misión de que la Iglesia adore a Dios en todo lo que hace con todo lo que Dios le dio diariamente en todo lugar donde está.
¡Necesitamos trabajar en la Iglesia para conectar la adoración del domingo con la vida del lunes!...
PARA QUE DIOS SEA EL TODO EN TODOS (1 Cor. 15:28)