EXITO: ¿VANO O ETERNO? - Primeros pensamientos del día



“Porque Jehová conoce el camino de los justos;
mas la senda de los malos perecerá”
(Salmo 1:6)

En los últimos devocionales hemos estado hablando del éxito.
Este primer salmo refleja dos clases de vida diametralmente opuestas:
1- Los “malos”, “pecadores” y “escarnecedores” (verso 1).
2- Aquellos “bienaventurados” que, sin dejarse influenciar por estos primeros, tienen su “delicia" en “la ley de Jehová”, y por lo tanto sus vidas están basadas en la meditación continua de lo que ella enseña (verso 2).

Algo a tener muy en cuenta, es que, a pesar de buscar el éxito no sólo de forma muy distinta, sino en metas por completo diferentes, los dos grupos pueden alcanzar el éxito.
¡Sí!
Recuerda, que como ya vimos, el éxito es llegar a la meta propuesta.
Los “malos”, “pecadores” y “escarnecedores”, en ciertos casos, llegan a su meta de vivir placentera y egoístamente este mundo. Al hablar con ellos te dirán que pueden vivir sin Dios y que se sienten exitosos (Salmo 10:3-6). ¡Esto es lo que buscaban, y hasta cierto punto, pueden alcanzarlo (Salmo 73:3-12)!

Por esto el Salmo 1 presenta un contraste:
  1- Los que meditan deleitosamente en las Escrituras serán “como árbol plantado junto a corrientes de aguas"
  2-“No así los malos, que son como el tamo” (verso 4)

El “tamo” es la paja que se entremezcla con los granos de la cosecha. Para separar lo uno de lo otro (como en Jeremías 15:7), se “requería tirar los granos al aire para que el pesado grano cayera a tierra y el viento se llevara la paja que es más liviana” (C. Hassell Bullock - “Psalms”. Pag. 64,65).
Es decir que se entremezclaba el grano con el tamo, pero el viento separaba lo inservible de la cosecha.
Por esto el verso 4 afirma: “No así los malos, que son como el tamo que arrebata el viento”.

Todos aquellos que logran algún tipo de éxito temporal siguiendo sus propios caminos, ante el viento del juicio de Dios, descubrirán que su éxito, no sólo fue de muy corta duración, sino absolutamente engañoso (Eclesiastés 2:1-17).

Ahora, en esta vida, el grano parece entremezclarse con el “tamo”, pero pronto el “viento” hará que “los malos” no puedan sostenerse, y se separarán de forma total “la congregación de los justos” de “los pecadores” con un éxito vano.
Mira la imagen que presenta este salmo según “La Biblia de las Américas":
“No así los impíos,
que son como paja que se lleva el viento.
Por tanto, no se sostendrán los impíos en el juicio,
ni los pecadores en la congregación de los justos” (versos 4 y 5).

Aquí, muchas veces la vida de aquellos que buscan el éxito de este mundo se confunde con la vida de aquellos que buscan un éxito santo y eterno; pero nunca, nunca, NUNCA debemos olvidar el final de este salmo:
“Porque Jehová conoce el camino de los justos;
mas la senda de los malos perecerá” (verso 6).

¿Tu vida apunta a dar fruto para la gloria de Dios o vives para la gloria de este mundo?.




.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Twitter Updates

Misión

Dedicados a la misión de que la Iglesia adore a Dios en todo lo que hace con todo lo que Dios le dio diariamente en todo lugar donde está.
¡Necesitamos trabajar en la Iglesia para conectar la adoración del domingo con la vida del lunes!...
PARA QUE DIOS SEA EL TODO EN TODOS (1 Cor. 15:28)