Págales y te dirán todo lo que quieras oír



Para entender mejor esta cuarta parte de "El diablo también usa el versículo 'que contendáis ardientemente por la fe'" te recomiendo que leas primero las anteriores:
- 1- El diablo también usa el versículo "que contendáis ardientemente por la fe"
- 2- No confundamos "sana doctrina" con una religión más económica
- 3- Si andas por ahí cortando cabezas, ¡debes leer esto!

Ya vimos 3 características bien específicas que, Judas en su carta, usa para describir a ciertas personas y actitudes, de las que tenemos que estar alertas.
- Inmoralidad
- Rechazo a la autoridad
- Crítica, rebelión y división

Para esto vimos en el versículo 11 sobre Caín y Coré.
Pero este versículo usa un ejemplo bíblico más.
Dice: "se lanzaron por lucro en el error de Balaam".

Balaam fue un "adivino" (Josué 13:22) contratado por "dinero" (Nehemías 13:2) para maldecir al pueblo de Israel.
Pedro dice que él "amó el premio de la maldad" (2 Pedro 2:15).
Así, de esta manera, Judas nos advierte que la motivación de muchos es el "lucro". Que mientras dicen estar sirviendo a Dios, en realidad son profetas a sueldo impulsados por el dinero.
A esto 1 Pedro 5:2 lo llama "ganancia deshonesta". Y en la versión Peshitta se traduce: "sucia ganancia".

De gira
Cuantos hoy en día recorren el mundo con su supuesto ministerio, no solo hambrientos de ofrendas, sino aun exigiendo cierta cantidad de dinero para ir, cierto hotel, cierta compañía aérea, y hasta qué tipo de auto los tiene que trasladar.
Y como si esto no fuera prueba suficiente de su "sucia ganancia", luego en las reuniones donde los CONTRATAN, llevan a la gente a "pactar con Dios" vendiendo milagros, augurios de prosperidad y poder.

Para ellos es absolutamente normal lo que hacen, porque, como escribe el apóstol Pedro, "tienen el corazón habituado a la codicia" (2 Pedro 2:14).
Estos, se alzan con grandes nombres como "Apóstol de apóstoles", y prometen poderosas reuniones donde tu vida va a cambiar para siempre, mientras 1 Timoteo 3:3 confirma que al ser "codiciosos de ganancias deshonestas" no cumplen los requisitos ni para ser pastores.

Pescando clientes
Son expertos en manejar a las masas sedientas de riqueza con una técnica muy simple: "seducen con concupiscencias de la carne y disoluciones" (2 Pedro 2:18).
Esa palabra "seducen" en griego es "deleázo" y la versión Interlineal la traduce como "atraer con cebo".

Usan las promesas de prosperidad, de fama y sus profecías de todo lo que uno podría desear, para atrapar a multitudes.
Un ejemplo triste de esto son las predicaciones del supuesto apóstol Guillermo Maldonado..
Desde que comienza a hablar "atrae con cebo" como un pescador utiliza su carnada, hasta que finalmente tiene a miles de personas, incluidos pastores deseosos de la fama y riqueza de este hombre, absolutamente bajo su dominio.
Una multitud de perritos falderos que mueven su cola esperando la comidita de su amo.
Si Guillermo Maldonado cuenta un chiste, todos a reír: "ja... No sea que me pierda la unción de prosperidad".
Si Guillermo Maldonado dice que "todos a bailar".... "Pues, todos a bailar... No sea que perdamos ese instante donde viene el milagro".
Si Guillermo Maldonado dice: "todos a dar su dinero. A pactar con Dios... Y que sea abundante".... "Pues le damos lo que no tenemos... NO sea que por tacaños con el gran apóstol no recibamos las riquezas sobrenaturales"

Es fácil
Una vez que la gente comprendió bien TOOOODOOOO lo que pueden recibir a través de este GRAN UNGIDO, el resto es fácil.
Hay que contar grandes testimonios de terribles milagros de prosperidad. Dinero que aparece en la cuenta bancaria de la nada. Billeteras que se llenan. Simples empleados que pasan a tener grandes cadenas empresariales, etc...
El resto lo hace la codicia de la gente.
Ven al gran ungido como quien tiene delante la lámpara de Aladino. Solo hay que seguirle el juego al gran ungidito.

Judas dice claramente de personas así: "adulando a las personas para sacar provecho" (Judas 16).
Y Pedro agrega que hablan "palabras infladas y vanas" (2 Pedro 2:18).

Son negociantes a los cuales Jesús les dice: "No hagáis de la casa de mi Padre, casa de mercado" (Juan 2:16).
La palabra “mercado” viene del griego “empórion”, de la cual deriva “emporio”. Que significa, según el Diccionario de la Real Academia Española, “lugar donde concurren para el comercio”.
2 Pedro 2:3 explica que "por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas".
Tú eres simplemente un cliente para su "emporio".

Aléjate de ellos
Mira lo que te aconseja Pablo sobre ellos: "Toman la piedad como fuente de ganancia, APARTATE DE LOS TALES" (1 Timoteo 6:5).

Ellos te prometen grandes milagros y lo único que hacen es hacerte "caer en tentación y lazo":
"Porque los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo, y en muchas codicias necias y dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y perdición;
porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores.
Mas tú, oh hombre de Dios, HUYE de estas cosas" (1 Timoteo 6:9-11).

Venden a Dios por dinero formando congregaciones a la imagen de Simón el mago.
Simón el mago fue aquel hombre que "les ofreció dinero" a Pedro y Juan para recibir el Espíritu Santo.
Mira, aprende, Pedro le respondió: "Tu dinero perezca contigo, porque has pensado que el don de Dios se obtiene con dinero" (Hechos 8:20).
¿Tú cómo les respondes?

Cash Luna en una ocasión dijo, con palabras muy claras, que su religión tenía mucho más que ver con la de Simón el mago que con la del apóstol Pedro.
Y al menos en esto fue sincero.
El se burló de la actitud de Pedro y vio con muy buenos ojos a Simón el mago.
Algunos nos sorprendimos, pero si lo pensamos bien: ¿qué hay de raro en esto?

El consejo bíblico para NO caer en manos de estos cazadores de almas es:
"No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos?
Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas.
Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas"
(Mateo 6:31-33).

¿Qué hago si Dios me da algo?
Si Dios te da algo dale gloria a Dios. Sigue "poniendo la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra" (Colosenses 3:2).
Ayuda:
"Pero el que tiene bienes de este mundo y ve a su hermano tener necesidad, y cierra contra él su corazón, ¿cómo mora el amor de Dios en él? Hijitos míos, no amemos de palabra ni de lengua, sino de hecho y en verdad" (1 Juan 3:17,18).

Apoya a la Iglesia donde te congregas y a la obra misionera:
"Y yo os digo: Ganad amigos por medio de las riquezas injustas, para que cuando éstas falten, os reciban en las moradas eternas.
El que es fiel en lo muy poco, también en lo más es fiel; y el que en lo muy poco es injusto, también en lo más es injusto.
Pues si en las riquezas injustas no fuisteis fieles, ¿quién os confiará lo verdadero?
Y si en lo ajeno no fuisteis fieles, ¿quién os dará lo que es vuestro?" (Lucas 16:9-12).

Si Dios te dio algo no es para que acumules egoístamente y vivas centrado en tus placeres.
Pablo le escribió a los ricos:
"A los ricos de este siglo manda que no sean altivos, ni pongan la esperanza en las riquezas... sino en el Dios vivo" (1 Timoteo 6:17).

¿Cómo puedes hacer esto?
Pablo nos dice cómo ponerlo por obra: "Que hagan bien, que sean ricos en buenas obras, dadivosos, generosos, atesorando para sí buen fundamento para lo por venir" (1 Timoteo 6:18,19).

¿Y si estoy pasando necesidades?
Si estás pasando necesidades, confía en Aquel que alimenta a las aves del cielo y viste a la hierba del campo (Mateo 6:26-29).
Nuestro "Padre celestial SABE que tenéis necesidad de todas estas cosas" (Mateo 6:32).
Tú, como ya leímos, simplemente "busca primeramente el reino de Dios" (Mateo 6:33).
Y cuando el Señor supla, glorifícalo a EL.
Si vives así, estos que andan "engañando y siendo engañados" (2 Timoteo 3:13), NO te atraparán.

De lo contrario, ahí están los Balaam modernos, deseosos de que les des dinero para decirte todo lo que quieras oír.
Pero debes saber que Pablo profetizó de verdad, y no por dinero, diciendo: "Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán (soportarán) la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído, y se volverán a las fábulas" (2 Timoteo 4:3,4).

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Twitter Updates

Misión

Dedicados a la misión de que la Iglesia adore a Dios en todo lo que hace con todo lo que Dios le dio diariamente en todo lugar donde está.
¡Necesitamos trabajar en la Iglesia para conectar la adoración del domingo con la vida del lunes!...
PARA QUE DIOS SEA EL TODO EN TODOS (1 Cor. 15:28)