En todos esos lugares mostrando su gloria



"Y manifestó su gloria" (Juan 2:11).

Este versículo nos enseña que Jesús manifestó su gloria.
¿Donde?
En este caso no se trataba de grandes multitudes o el despliegue de gran compasión ante la terrible muerte de un hijo, o una cumbre para la paz mundial.
Se trataba de una boda y el pequeño hecho de que faltó provisión de vino para la fiesta.
Aquí encontramos a Jesús mostrando su gloria en las circunstancias de nuestra vida.

Uno de los grandes errores del creyente es imaginar que Dios vive en el lugar de reunión de la Iglesia, y que cuando sale de allí, sale a vivir una vida mundana.
Es así cuando deberíamos buscar agradar a Dios en el trabajo y ser buenos trabajadores, y en vez de eso nos sentimos condenados porque nos parece que perdemos tiempo precioso que podríamos usar para orar o leer la Palabra.

Cuando la madre debería estar buscando ser una madre excelente y piadosa con sus hijos, está escuchando una predicación y le grita a sus hijos que se callen que no la dejan escuchar, porque cuando debería haberse levantado antes que sus hijos para su tiempo con Dios se quedó dormida o simplemente hizo otra cosa.

Cuando deberíamos estar pasando un tiempo hermoso de familia nos sentimos condenados porque podríamos estar usando ese tiempo para evangelizar o visitar hermanos en dificultades. Pero lo que pasa es que cuando tuvimos tiempo para hacer todo eso perdimos el tiempo en algo que no sirve para nada.

En un momento Dios nos da 2 días para salir a algún lado como matrimonio. Solos. Dejando a nuestros hijos con alguien de mucha confianza.
Pero pensamos: “ehm… ¿no estamos descuidando a nuestros hijos?”
¿Por qué?
Porque en los tiempos que Dios nos dio para ser fieles con nuestros hijos estábamos preocupados en otras cosas.

¡Todo es importante!
El tiempo para pasar a solas con Dios. El tiempo para agradar a Dios en el trabajo. El tiempo para evangelizar y visitar hermanos en problemas. El tiempo para ayudar a las misiones. El tiempo para vivir en familia. El tiempo para cultivar el amor y una amistad y compañerismo con nuestra esposa/o.

¡Todo es importante!
Y Jesús…. ¡Jesús está en todos esos lugares mostrando su gloria!


Luis Rodas


.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Twitter Updates

Misión

Dedicados a la misión de que la Iglesia adore a Dios en todo lo que hace con todo lo que Dios le dio diariamente en todo lugar donde está.
¡Necesitamos trabajar en la Iglesia para conectar la adoración del domingo con la vida del lunes!...
PARA QUE DIOS SEA EL TODO EN TODOS (1 Cor. 15:28)