Verdadera pascua



La Pascua era un símbolo profético de Cristo. En la Cena del Señor festejemos la verdadera Pascua (Lucas 22.7-20).
“He de comer la pascua con mis discípulos” Lucas 22:11.

¿Para qué se reunió Jesús con sus discípulos esa noche?
Para “comer la Pascua”.
“y prepararon la pascua” Lucas 22:13.

Participaron de la Pascua como lo hacían tradicionalmente los judíos y durante la celebración Jesús les dice: “haced esto en memoria de mí” (vers. 19).
Esto es una orden, un mandato de Jesús: “haced esto en memoria de mí”. Nos lo ordenó. Y por eso, en obediencia al Señor celebramos en la Iglesia la Cena del Señor.
Porque dijo: “haced esto en memoria de mí”
¿Haced qué?
¿La Pascua o la Cena del Señor?

Cuando dijo esto estaba celebrando como todo judío ese día, la Pascua.
Sin embargo cuando queremos obedecer este “haced esto en memoria de mí”, no esperamos a Pascua entre Marzo y Abril, sino que lo llamamos la “Cena del Señor” y algunos lo festejan todos los domingos, otros una vez por mes, otros algunas veces al año, etc...

El Nuevo Testamento nos muestra que los cristianos del primer siglo celebraban esta cena continuamente (Hechos 2:42). Es muy probable que lo hicieran semanalmente.
También hay registros de las Iglesias de los primeros siglos que muestran que la tomaban todas las semanas, como por ejemplo los llamados “Cánones Apostólicos” y el “Primer Concilio de Antioquía” del siglo IV. Agustín también cuenta en su “Carta 54” (II,2): “se celebra en algunas Iglesias todos los días”.
Y Calvino insistía, en su libro la “Institución de la Religión Cristiana”, que “se debería hacer siempre” (Tomo II. Pag. 1118).

¿Pascua o Cena del Señor?
Pero ¿qué relación tiene la Pascua judía con la Cena del Señor?
Cuando Jesús instituyó la Santa Cena, él estaba celebrando la Pascua conforme a la tradición judía.

La verdad es que para entender más claramente la Cena del Señor necesitamos conocer lo que se celebraba en la Pascua.
No fue casualidad que Jesús instituyera una de las dos “ordenanzas” cristianas, justo en la Pascua (la otra es el Bautismo). Ni tampoco fue para nada casualidad que él muriera en Pascua.
Todo lo contrario.

Podemos decir seguros que la Cena del Señor es la sustitución de la Pascua judía. La pascua judía era un símbolo o sombra de la Cena del Señor.
De la misma manera que el Cordero que se sacrificaba en esa fiesta judía era un símbolo o sombra de Jesús.
Por eso digo que para entender mejor la Cena del Señor debemos entender bien la Pascua.

¿Pascua judía?
El pueblo de Israel era esclavo en Egipto. Dios envía a Moisés para liberar a Su pueblo pero Faraón no lo deja ir. Dios envía nueve plagas y finalmente va a matar a cada primogénito. Pero le ordena al pueblo de Israel sacrificar un cordero (Exodo 12:6) y poner su sangre en los postes y dinteles de su puertas (Exodo 12:7).

Y les dice que de esta manera los liberará. Y les ordena el versículo 14.
De ahí en más, hasta el día de hoy, no han dejado los judíos de festejar la Pascua. Recuerdan su liberación de la esclavitud.
Dios derramó sus juicios sobre Egipto pero en las casas donde estaba la sangre del cordero “pasó por alto” Exodo 12:13.
Y eso es lo que significa “Pascua”.

En la pagina judía “dimensiones.org” encontramos esta definición de Pésaj (Pascua): “La palabra hebrea Pésaj, פסח , tiene dos significados:
Saltear o pasar por alto: Dios salteó o brincó sobre las casas de los judíos en Egipto durante la plaga de los primogénitos.
Compasión: saltear las casa de los judíos fue una gran expresión de la compasión de Dios” (ver AQUÍ).

La pagina judía “amyisrael.net” explica: “Pésaj significa "saltar, brincar"; se puede entender como ese gran salto de no ser libre a ser libre” (leer AQUÍ).

La pagina judía “shalom-mission.com.ar” explica: “Podríamos afirmar, sin temor a equivocarnos, que Pésaj es la fiesta predilecta del pueblo judío... la celebración de Pésaj pone en la vida judía una nota de júbilo vivificante, restaurador de su esperanza en la nueva liberación... y en cada corazón judío alienta la misma ilusión: Dios, que con su misericordia salvó a su pueblo, querrá salvarlo otra vez... Por eso se llama Zeman Jerutenu, es decir, fecha de la liberación... ” (ver AQUÍ).

Pero lo que la mayoría de judíos no sabían y la mayoría no sabe hoy en día es que todo apuntaba a Jesús. Todo era un símbolo, sombra de Jesús. Toda la celebración de la Pascua reflejaba a Jesús.

Jesús es el Cordero sin defecto, sin pecado. Exodo 12:5.
La orden sobre el cordero era: “ni quebraréis hueso suyo” (Exodo 12:46).
Del Señor, nuestro Cordero Pascual, Juan 19:32-36 dice que los soldados no le quebraron ningún hueso para que se cumpliera la Escritura: “No será quebrado hueso suyo”.
Era la sangre del cordero la que Dios había ordenado que debían poner en “los dos postes y en el dintel de las casas en que lo han de comer” (Exodo 12:7).
El Señor les había dicho: “Y la sangre os será por señal en las casas donde vosotros estéis; y veré la sangre y pasaré de vosotros, y no habrá en vosotros plaga de mortandad cuando hiera la tierra de Egipto” (Exodo 12.13).
Juan 1:29 describe a Jesús como “el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo”.

Fue la muerte de los primogénitos la que hizo que Israel quedara libre de la esclavitud. Y es la muerte del primogénito Hijo de Dios lo que nos dio libertad.
1 Corintios 5:7 nos dice que “nuestra pascua, es Cristo”.

La pagina judía “shalom-mission.com.ar” “En Israel de antaño, Nisán marcaba el comienzo de la siega de la cebada, acontecimiento de máxima importancia para un pueblo exclusivamente agrícola y ganadero como era entonces el judío... En Pésaj, pues, recogida la cebada, se hacía entrega al sacerdote del Omer, medida fija de cereal recién cortado”.
(leer AQUÍ).

Esto se hacía conforme Levítico 23:10,11.
John MacArthur: “Esta fiesta relacionada con la pascua... dedicaba la porción inicial de la siega de la cebada... y se celebraba días después del día de reposo de la semana de los panes sin levadura. Incluía la presentación al Señor de una gavilla de cebada... Las primicias simbolizaban la consagración de toda la cosecha a Dios, y era una prenda de toda la siega que vendría” (“Biblia de Estudio MacArthur”. Pag. 175).
Esta primicia era presentada luego del día de reposo, de manera que era domingo, el día que la primicia, Cristo, resucita y es presentado.
Al sacerdote se le entregaba la primicia de la cosecha. Jesús fue la primicia que se presentó delante del Padre. Hebreos 9:24-26. “El que es el principio, el primogénito de entre los muertos, para que en todo tenga la preeminencia” (Colosenses 1:18). “Pero cada uno en su debido orden: Cristo, las primicias; luego los que son de Cristo, en su venida” (1 Corintios 15:23).
William MacDonald: “Primero tenemos la resurrección del mismo Cristo. Aquí es designado como las primicias. Las primicias eran un puñado de grano maduro del campo antes que comenzase la siega. Eran una prenda, una garantía, un paladeo de lo que iba a seguir” (“Comentario Bíblico”. Pag. 815).

Pablo hablándole a gentiles en Atenas llenos de idolatría, les invita: Hechos 17:30,31
“pasando por alto” = “pésaj” = “pascua”
Como leímos de la pagina judía “amyisrael.net”: “Pésaj significa "saltar, brincar"; se puede entender como ese gran salto de no ser libre a ser libre” (haz click AQUÍ).

Jesús dijo: “Si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres” (Juan 8:36).
Jesús nuestra Pascua. El es el Cordero que fue sacrificado por nosotros, y por cuya sangre el juicio de Dios nos pasa por alto: “y veré la sangre y pasaré de vosotros” (Exodo 12.13).
Romanos 5:9


Luis Rodas



.

1 comentarios:

  1. ¡Excelente explicación! Tomando la instrucción que dió Yhwh para su pueblo Israel, allí en Egipto y como vemos la aplicación de la celebración de Pesaj, con nuestro Cordero, Yeshua. Únicamente una observación. La Pascua es de Yhwh, no de los judíos (Levítico 23) y también, cuando salió el pueblo de Egipto, fue Israel quién salió, no sólo Judá (los judíos)
    Muchas gracias Luis Rodas por su aportación. Que Aba le guarde y le bendiga, y haga resplandecer Su resto sobre usted y le de shalom!

    ResponderEliminar

 

Twitter Updates

Misión

Dedicados a la misión de que la Iglesia adore a Dios en todo lo que hace con todo lo que Dios le dio diariamente en todo lugar donde está.
¡Necesitamos trabajar en la Iglesia para conectar la adoración del domingo con la vida del lunes!...
PARA QUE DIOS SEA EL TODO EN TODOS (1 Cor. 15:28)