La vida salvaje en un mundo llamado internet



Si no lo has hecho, es recomendable leer la PRIMERA parte de esta serie "Aprendiendo a ser cristiano en el mundo salvaje de internet":
1- Internet lo permite todo

El nombre de esta serie usa la expresión "el mundo salvaje de internet".
El Diccionario de la Real Academia Española, entre otras acepciones, explica la palabra "salvaje" como "una actitud o situación que no está controlada o dominada". ¡Esto muchas veces me recuerda a internet!

El mundo cibernético es una especie de selva donde casi no hay limitaciones ni controles. Apenas sabiendo iniciar una sesión en algún espacio en la red uno puede jugar al teólogo, consejero matrimonial, jardinero, astronauta y réplica moderna de Martin Lutero ante la dieta de Worms.
Aquí, en la vida internáutica, se dejan a un lado normas éticas y de conducta que normalmente se usan en la vida fuera de la selva.

NI HOLA
· En internet (sea una red social, blog o foro) una persona que no tienes ni idea quien es, puede escribirte un comentario debajo de algún mensaje tuyo sin apenas presentarse y ni siquiera decir "hola".  Para ir directamente a algo como: "ahhh… no estoy de acuerdo contigo. No tienes ni idea sobre el tema".
Esto por supuesto, fuera de la selva, no sucedería.
¿Te imaginas entrar a la casa de una persona sin decir ni "hola" y sin que él te pregunte lanzarle toda tu opinión sobre tal o cual cosa?

Hace unos años conocí a un hermano que cuando yo le contaba algo, me preguntaba: "¿Me lo cuentas o me estás pidiendo una opinión?". Y él no me daba una opinión hasta cerciorarse de que yo la pedía.
¿Podríamos aplicar esto en la selva?

LIBRE
· En internet cualquier persona con un testimonio de vida desordenado y hasta pecaminoso, puede ser considerado un gran hombre de Dios influyente y ejemplo a seguir.
¿Por qué?
Porque en la selva cibernáutica pasamos por alto todo consejo de 1 Timoteo 3, Hechos 6 y Tito 1 (por ejemplo), donde el carácter, madurez y conducta es algo fundamental para el servicio en la obra de Cristo.

En la selva todo eso no cuenta, por lo que cualquiera que diga una frase linda, se presente como súperman espiritual o maneje bien el marketing internáutico puede hacerse famoso.
Fui testigo, a lo largo de los años, de personas con "ministerios" internáuticos que hablaban de "sana doctrina" y "defensa de la fe" muy influyentes, que practicaban todo tipo de pecados (entre ellos drogas, fornicación y maltrato físico a sus esposas).

¿Cómo puede ser?
Porque en el mundo sin límites del ciberespacio nadie se fija en esas cosas.
En el mundo de persona a persona, si hablamos de una Iglesia bíblica, antes de que una persona sea tenida en cuenta para el ministerio y considerársela un ejemplo para que otros imiten, se la conoce, se conoce su familia, el fruto de su vida y su conducta cotidiana. Por ejemplo 1 Timoteo 3:10 enseña que los diáconos deben ser "sometidos a prueba primero, y entonces ejerzan el diaconado".

Mientras que la selva es de libre participación. Por lo que en un foro de discusión sobre cómo debería ser la Iglesia del Señor, puede escribir un pastor de 30 años de experiencia, una persona que está dando sus primeros pasos, un satanista, Judas y un budista.
¡No hay filtros, condiciones ni pudor! Todos se ven aptos para escribir. "¿Quieres opinar libremente? ¡Ven! Nadie conoce a nadie, por lo que el anonimato será tu amigo fiel".

SIN FIN
· Está claro que si es por ejemplos, este artículo se extiende interminablemente por esta selva internáutica:
  ·· Hermanas que un día publican un vídeo de cierto pastor exhortando que la mujer no debe enseñar al hombre (1 Timoteo 2:12), y al rato están amonestando a pastores sobre tal o cual tema. Acaso si la mujer no debe enseñar al hombre, ¿no debería, en ese punto, también callar en el ciberespacio? ¿La selva anula el consejo bíblico?
  ·· Jóvenes que jamás pastorearon enseñan a pastores a cómo hacerlo
  ·· Personas que nunca comenzaron una Iglesia de cero se proponen para conferencias sobre plantación de Iglesias, porque leyeron tal o cual libro al respecto.
  ·· En un mismo muro de Facebook, de una misma persona, cohabitan sin problema una frase de Jim Elliot sobre renunciar al mundo, insultos al gobierno de su país y rastros de la vida más vana.
  ·· En internet puedes difamar tranquilo, nadie se preguntará si es verdad o si el que acusa es el mismo Satanás.

Hermanos amados, lejos de querer herir a nadie, es un ruego: ¿no deberíamos replantearnos estas cosas?
Continuamos en la tercera parte de esta serie….


Luis Rodas


.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Twitter Updates

Misión

Dedicados a la misión de que la Iglesia adore a Dios en todo lo que hace con todo lo que Dios le dio diariamente en todo lugar donde está.
¡Necesitamos trabajar en la Iglesia para conectar la adoración del domingo con la vida del lunes!...
PARA QUE DIOS SEA EL TODO EN TODOS (1 Cor. 15:28)