QUE NO CONTROLEN NUESTRO GOZO. Primeros pensamientos del día.



“A Jehová he puesto siempre delante de mí;

porque está a mi diestra, no seré conmovido.

Se alegró por tanto mi corazón, y se gozó mi alma”
(Salmo 16:8,9)



David Clarkson (1622-1686):

“Aquellos que tenemos nuestro tesoro en Cristo debemos regocijarnos, y esto en cualquiera que sea la situación.

No sólo cuando las circunstancias externas parecen favorables y prosperas, sino aún cuando atravesamos sendas de humillación, aflicción, peligros y expuestos a diferentes sufrimientos como aquellos filipenses a los que el apóstol Pablo exhortaba: ‘Regocijaos en el Señor siempre’ (Filipenses 4:4).

Ellos tenían razones para este gozo siempre, porque se trata de un regocijarse EN DIOS, el cual ofrece constante y continua ocasión de regocijarse.



Si el mundo, o las cosas más placenteras en él, eran el objeto del gozo de los filipenses, no hubiera sido razonable que Pablo los inste a un regocijo constante; hubiera sido imposible cumplirlo. Nada de este mundo puede ofrecer constante ocasión como para permanecer siempre en una actitud de regocijo.

Las circunstancias de este mundo son variables e inconstantes. Si tenemos algo ahora se puede desvanecer en cualquier momento. Si hoy nos brindan placer y deleite, en un momento pueden transformarse en nuestra aflicción y problema, y darnos tal tristeza que despedace todos nuestros gozos terrenales.



Pero Dios es el mismo siempre. EL no varía con los cambios del mundo. Sino que EL es fuente de deleite y gozo tanto en la aflicción como en la prosperidad.

¡Nosotros siempre encontramos ocasión para regocijarnos en Dios!. Y por tanto podemos, debemos, regocijarnos en EL siempre.



Debemos mantener nuestra mirada en Dios y no permitir que las circunstancias de esta vida controlen nuestro gozo.

Cuando te encuentras rodeado de bienes no te aferres a eso como tu gozo, deleite y tesoro.

Cuando estés en aflicción, problemas o veas a quienes te atacan poderosos y violentos, el Señor sigue siendo tu consuelo y ayuda junto a ti. EL está cerca, listo para mantenerte en lugar seguro, sustentarte, liberarte. Considerate vencedor, gozoso. No te aflijas, aparta la ansiedad. Sólo ocúpate en hacer conocer tu caso delante de tu Dios. ¡Eso es lo que tienes que asegurarte!.

¡EL se ocupará de ti y tus circunstancias momentáneas!”



(“The Practical Works”).


Luis Rodas

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Twitter Updates

Misión

Dedicados a la misión de que la Iglesia adore a Dios en todo lo que hace con todo lo que Dios le dio diariamente en todo lugar donde está.
¡Necesitamos trabajar en la Iglesia para conectar la adoración del domingo con la vida del lunes!...
PARA QUE DIOS SEA EL TODO EN TODOS (1 Cor. 15:28)