No quieras inventar el hilo negro



“El que de arriba viene, es sobre todos; el que es de la tierra, es terrenal, y cosas terrenales habla; el que viene del cielo, es sobre todos” (Juan 3:31).

Juan el Bautista antes de ser encarcelado testifica estas palabras realmente fundamentales y sabias.
Cuanto cambia una vida, una Iglesia y el mundo entero si vivimos sensatamente estas palabras.

En días donde cada uno tiene su propia opinión de como deberían ser las cosas, donde a la inmoralidad se la llama "amor", a la verdad intolerancia y a la santidad extremismo, estas palabras de Juan son luz en el campo oscuro del enemigo.

No necesitamos escarbar en la tierra para encontrar nuevas definiciones y conceptos. Nadie (y lo podemos decir con el más absoluto sentido del término)… NADIE"que es de la tierra" tiene la capacidad de determinar si algo es bueno o malo, verdad o mentira, por encima de otros seres que "sean de la tierra".

¿Por qué?
Bueno, hoy que se habla tanto de igualdad… hablemos de igualdad:
No hay ser humano superior a otro.
Por lo que, ¿quién tiene la autoridad para determinar por encima de otros que él es quién puede determinar lo bueno y lo malo, la verdad y la mentira?

Sam Harris, uno de los ateos contemporáneos más famosos, dice que el hombre puede determinar si algo es bueno o malo basados en el bien común sin la necesidad de un Ser Superior.
Lo cual, aunque se diga con la más alta seriedad, no deja de ser un concepto burdamente infantil, ya que es fácil encontrarnos entonces con la siguiente pregunta: ¿quién será el ser humano que determine cual es el máximo bien común posible?
¿Cuan infinitamente podemos ver en la vida situaciones que parecían malas pero han logrado secretamente bienes mayores?

Y aún, a varias personas les acontece lo mismo pero cada una tiene una perspectiva diferente de lo acontecido. Para algunas fue algo bueno y otras luchan por olvidarlo lo más pronto posible.
¿Quién es superior entre ellos para establecer a nivel global que ese hecho fue malo o bueno?

Pero Juan el Bautista nos trae esta porción de sensatez en medio de tanta locura:
Sólo existe un Ser que puede determinar de forma absoluta todo lo referente a este mundo: "El que vino de arriba"…. JESÚS...
¿Por qué?
¡Porque EL "es sobre todos"!

No son opiniones cambiantes, no son dichos influenciados por la corriente cultural de cierta época, no son errores de concepto dichos como si lo supiéramos todo. ¡NO!
Es el DIOS SUPREMO de "entendimiento infinito" (Salmo 147:5) que pone delante de nuestros pies el terreno firme para caminar.
EL es EL ÚNICO que puede decirnos qué es verdad y qué mentira, qué es bueno y qué es malo.

En este punto, no inventes nada. Como dice un amigo mío: "no quieras inventar el hilo negro". Ya está inventado.
“El que de arriba viene, es sobre todos; el que es de la tierra, es terrenal, y cosas terrenales habla; el que viene del cielo, es sobre todos” (Juan 3:31).


Luis Rodas


.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Twitter Updates

Misión

Dedicados a la misión de que la Iglesia adore a Dios en todo lo que hace con todo lo que Dios le dio diariamente en todo lugar donde está.
¡Necesitamos trabajar en la Iglesia para conectar la adoración del domingo con la vida del lunes!...
PARA QUE DIOS SEA EL TODO EN TODOS (1 Cor. 15:28)