Oh Jesús, manifiesta tu gloria en mi matrimonio



"Al tercer día se hicieron una bodas en Caná de Galilea; y estaba allí la madre de Jesús. Y fueron también invitados a las bodas Jesús y sus discípulos" (Juan 2:1,2).

Jesús había estado hablando con Natanael, el cual era de Caná de Galilea (Juan 21:2). Tres días después, en esa ciudad, se celebra una boda. Este es el lugar elegido como portador del privilegio de ser donde Jesús hizo su primer milagro público y su primer lugar al que concurre con sus discípulos.

J.C. Ryle (1816-1900) escribió al respecto:
"Se nos enseña, primeramente, cuán honroso es a los ojos de Cristo el estado conyugal. Casi el primer acto de Jesús, después de aparecer en público, fue concurrir a unas bodas...
Jesús honró con su presencia el matrimonio y al obrar ahí su primer milagro" ("Los Evangelios Explicados: Juan").

Por alguna razón a veces pensamos que el Señor está ocupado en otros lugares y circunstancias. Pero allí está Jesús sentado a la mesa en aquella boda.
Cuanto necesitamos que Jesús esté involucrado plenamente en todo lo referido a nuestro matrimonio.
Involucrado plenamente en la decisión de con quién nos vamos a casar.
Involucrado plenamente en aquel inolvidable momento de la boda.
Involucrado plenamente en la relación matrimonial.
Involucrado plenamente en la formación de una familia para la gloria de Dios.
Involucrado plenamente la crianza de los hijos que Dios nos confía.
Involucrado plenamente en las abundantes dificultades y diferencias en el matrimonio.

En las bodas de aquel tiempo el novio era el responsable de proveer todo lo necesario para la fiesta que duraba alrededor de 7 días.
En esta ocasión sucede un gran problema: se terminó el vino.
Esto culturalmente significaba una gran deshonra.
Pero allí está ni más ni menos que el Señor. Convierte agua en vino y la falencia del esposo queda solucionada.

¡Cuantas falencias, cuantas insuficiencias, puedo tener yo como esposo!
¡Jesús, por favor, manténte involucrado plenamente en mi matrimonio, y cubre, suple, provee, todo eso sin lo cual mi matrimonio sería una deshonra!

Juan 2:11 explica acerca de aquella boda: "Este principio de señales hizo Jesús en Caná de Galilea, y MANIFESTÓ SU GLORIA".

Señor, soy insuficiente… permanece en el centro y que mi matrimonio manifieste tu gloria. Al fin de cuentas, esa es la razón principal por la que me has confiado este tesoro...


Luis Rodas


.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Twitter Updates

Misión

Dedicados a la misión de que la Iglesia adore a Dios en todo lo que hace con todo lo que Dios le dio diariamente en todo lugar donde está.
¡Necesitamos trabajar en la Iglesia para conectar la adoración del domingo con la vida del lunes!...
PARA QUE DIOS SEA EL TODO EN TODOS (1 Cor. 15:28)