¿Se toma el tiempo de verme?



"Antes que Felipe te llamara, cuando estabas debajo de la higuera, te vi" (Juan 1:48).

¿Te has puesto a pensarlo?
Jesús es la misma "imagen del Dios invisible" (Colosenses 1:15). Y en este pasaje encontramos a Dios enseñándonos con amor algo que nos supera: EL lo sabe todo de nosotros.
Jesús al ver a Natanael dice: "He aquí un verdadero israelita" (Juan 1:47). Natanael sorprendido responde: "¿De donde me conoces?" (Juan 1:48).
Y allí prosigue aquella respuesta sorprendente: "Antes que Felipe te llamara, cuando estabas debajo de la higuera, te vi" (Juan 1:48).

Ufff…. el Dios bajo cuya administración se encuentra el universo en su totalidad con sus inconmensurables planetas, estrellas, Natanaeles y detalles…. se toma el tiempo de… ¿verme?...
Verme y no sólo verme. Verme y no sólo mirar pasivamente.
Natanael pregunta con voz entrecortada: "¿De donde me conoces?".

El Dios que "todo lo llena en todo" (Efesios 1:23)
y "los cielos de los cielos no lo pueden contener" (1 Reyes 8:27),
que "aún no está la palabra en mi lengua, y he aquí EL la sabe toda" (Salmo 139:4),
es el Dios que se tomó tiempo para ver mi nacimiento y así formar todo en mí según su voluntad:
"Mi embrión VIERON TUS OJOS,
y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas que fueron luego formadas,
sin faltar una de ellas" (Salmo 139:16).

Es el Dios que se toma el tiempo de verme para conocerme:
"Tú me has examinado y CONOCIDO.
Tú has CONOCIDO mi sentarme y mi levantarme;
has ENTENDIDO desde lejos mis pensamientos.
Has escudriñado mi andar y mi reposo,
y todos mis caminos te son CONOCIDOS" (Salmo 139:1-3).

Es el Dios que se toma el tiempo de verme para protegerme:
"He aquí EL OJO DE JEHOVÁ sobre los que le temen,
sobre los que esperan en su misericordia,
para librar sus almas de la muerte,
y para darles vida en tiempo de hambre" (Salmo 33:18,19).

Es el Dios que se toma el tiempo de verme para responder mis clamores:
"Los OJOS DE JEHOVÁ están sobre los justos,
y atentos sus oídos al clamor de ellos" (Salmo 34:15).

Es el Dios que se toma el tiempo de verme para guiarme cuando no se qué hacer:
"Te haré entender,
y te enseñaré el camino en que debes andar;
sobre ti FIJARÉ MIS OJOS" (Salmo 32:8)

Es el Dios que se toma el tiempo de verme, me conoce y aún me ama como si fuera perfecto:
"Y pasé junto a ti, y TE MIRÉ,
y he aquí era tiempo de amores;
y extendí mi manto sobre ti, y cubrí tu desnudez;
y te di juramento, y entré en pacto contigo,
dice Jehová el Señor, y fuiste mía" (Ezequiel 16:8).

¿Puedes entender cuanto amor hacia sus hijos está involucrado en aquellas pocas palabras "te vi"?


Luis Rodas


.

1 comentarios:

  1. oh! cuanto estremece mi corazón el amor de nuestro Dios!! solo puedo decir gracias, gracias Señor!! produce en mi una necesidad de concerle, amarle y obedecerle mas!
    DIOS LO BENDIGA GRANDEMENTE PASTOR!

    ResponderEliminar

 

Twitter Updates

Misión

Dedicados a la misión de que la Iglesia adore a Dios en todo lo que hace con todo lo que Dios le dio diariamente en todo lugar donde está.
¡Necesitamos trabajar en la Iglesia para conectar la adoración del domingo con la vida del lunes!...
PARA QUE DIOS SEA EL TODO EN TODOS (1 Cor. 15:28)