¿A QUIÉN ADORAMOS ENTONCES? Últimos pensamientos del día



“Los verdaderos adoradores adorarán al Padre” (Juan 4:23).

La verdadera adoración nace de un corazón que prefiere a Dios en todas las cosas. Parte de un orden donde algo valoramos menospreciando el resto.
Adoramos eso que valoramos por encima de lo demás. Allí va nuestra mente, fuerzas, corazón y alma.
De esta adoración habló Jesús cuando dijo: “Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro” (Mateo 6:24).

Hace poco hablé con un joven cristiano que me contaba que por su trabajo iba regularmente a zonas marginales de la ciudad realmente peligrosas. Unos días atrás un policía mismo le dijo que salga de ahí rápido que le iban robar.
Enseguida pensé: si una Iglesia preguntara a sus miembros quien quiere ir esa semana a evangelizar a uno de esos lugares, ¿cuantos irían?
¿Cuantos se quejarían diciendo que la congregación está cometiendo un exceso por incitar a semejante cosa?
¿Cuantos padres comenzarían la “rebelión de Core” (Judas 11) si algún hijo decidiera ir?

Es llamativo que este joven cristiano no se queja en absoluto por ir a esas zonas marginales porque gana dinero por hacerlo. Tampoco sus padres presentan la menor objeción, se trata de dinero y hay que esforzarse por ganarlo.

La pregunta es casi obligatoria: ¿a quién adoramos entonces?


Luis Rodas


.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Twitter Updates

Misión

Dedicados a la misión de que la Iglesia adore a Dios en todo lo que hace con todo lo que Dios le dio diariamente en todo lugar donde está.
¡Necesitamos trabajar en la Iglesia para conectar la adoración del domingo con la vida del lunes!...
PARA QUE DIOS SEA EL TODO EN TODOS (1 Cor. 15:28)