LA MAYOR SEGURIDAD QUE TENEMOS EN ESTA TIERRA. Primeros pensamientos del día.


"Confortará mi alma;
me guiará por sendas de justicia
por amor de su nombre"
(Salmo 23:3)

Como vimos en el devocional anterior, este Salmo 23 es un gran aliento y guía si nuestro peregrinaje ha estado atravesando lugares oscuros y dolorosos. Cuando el "valle de sombra de muerte" parece atraparnos sin remedio y ahogarnos, cuando el silencio de Dios parece traer un mensaje claro de que nos ha abandonado, cuando hemos resistido y resistido, hemos probado pescar de mil maneras toda la noche como Pedro y sus compañeros de pesca en Lucas 5, y nada... Y no sólo estamos impulsados a volver a casa y ya no intentarlo más esa noche, sino que ya no queremos intentar pescar nunca más...
Para cuando ya, genuinamente, las fuerzas se acaban... sin duda... este salmo es una gran ayuda...

David está experimentando cómo la tormenta se abre e, increíblemente, aparece delante de sus ojos un amanecer de sol, "bien", "misericordia" (23:6) y nuevo "aliento" (23:4).
Y él, en ese momento, canta: 
"Confortará mi alma" (23:3). 
O "EL restaura mi alma" (según la versión "Biblia de las Américas").

Y a estas palabras agrega algo decisivo para un momento así: David no sólo no espera del azar su restauración o de sus propios intentos humanos, sino que lo aguarda de Dios basado en un terreno sólido, firme, seguro: el carácter de Dios. 
David escribe: 
"Confortará mi alma; 
me guiará por sendas de justicia 
por amor de su nombre" (23:3). 

David está seguro, Dios actuará siendo fiel a su nombre, su carácter. "Porque es su naturaleza actuar así" (F.F. Bruce - "Zondervan Bible Commentary"). Dios no dejará de actuar conforme a cómo es EL. Dios no será infiel a sí mismo. El cumplirá sus promesas por "amor de su nombre". (También encontramos esto en Salmo 25:11; 31:3; 79:9; 106:8; 109:21; 143:11; Isaías 48:9 y Ezequiel 20:44).
Esto no significa que Dios no ame a David sino que EL sólo "ama su nombre". ¡NO!
Sino que, Dios es amor, por lo que EL no dejará de actuar conforme a cómo EL es amor. David encuentra seguridad en que Dios siempre actuará sin "sombra de variación" a cómo es EL (Santiago 1:17). Dios es amor, por lo que actuará con amor hacia David. Dios es fiel, por lo que actuará fielmente en David. Dios es misericordioso, por lo que actuará misericordiosamente en David...
¡Dios actuará porque no dejará de actuar conforme a lo que EL mismo es!

Hermano amado, si estás atravesando dificultades, momentos que ya piensas que no puedes soportar más, no intentes la salida sin Dios. Vuelca toda esa frustración, impotencia o desesperación EN DIOS...
Es muy probable que EL no actúe a la velocidad que a nosotros nos parecería que debería actuar. EL trabaja en nosotros de maneras que en el momento nos cuestan mucho apreciar.
En esos momentos donde has clamado día tras día, incesante y fervientemente, pon en práctica las palabras de David en este salmo.
Se vea lo que se vea en el presente, aunque parezca que Dios se ha olvidado de ti, estudia el carácter de Dios revelado en las Escrituras, confía en cómo es Dios y en esas promesas preciosas e infalibles que derivan de su carácter, y aférrate a ellas con todo tu corazón. Ora basado en lo que la Palabra afirma acerca de Dios, llena tus oraciones con esas promesas y proclámalas como verdades prontas a experimentar en tu propia vida. NO las digas como si fuera un acto mágico que traerá victorias. Sino como un medio de gracia de alentar tu alma y alimentar fe en tu corazón.
El carácter de Dios revelado en las Escrituras es la mayor seguridad que tenemos en esta tierra. Aférrate a EL.
Nada de lo que ya tenemos o esperamos en Cristo sería firme, si el carácter de Dios no fuera como es.
"Todos bendigan su santo nombre eternamente y para siempre" (Salmo 145:21).






.



0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Twitter Updates

Misión

Dedicados a la misión de que la Iglesia adore a Dios en todo lo que hace con todo lo que Dios le dio diariamente en todo lugar donde está.
¡Necesitamos trabajar en la Iglesia para conectar la adoración del domingo con la vida del lunes!...
PARA QUE DIOS SEA EL TODO EN TODOS (1 Cor. 15:28)