No somos más que niños que lloran porque la luz de la habitación está apagada. Primeros pensamientos del día.


“En el día que temo,
yo en ti confío.
En Dios alabaré su Palabra;
en Dios he confiado; no temeré;
¿qué puede hacerme el hombre?” (Salmo 56:3,4)

Nuestra naturaleza humana no quiere problemas, y tememos.
Y no somos más que niños que lloran porque la luz de la habitación está apagada. Mientras no tenemos la capacidad de ver que nuestro Padre está a nuestro lado cuidándonos como guerrero fuerte.

Joseph Hall (1574-1656):
“No hay nada más fácil para un hombre que ser valiente en tiempo de bendición, calma y seguridad; y desafiar todos aquellos peligros que en ese momento ni siente ni ve.
Mientras el camino parece fácil todos estamos listos para decir junto a Pedro: ‘Aunque todos se escandalicen, yo no’‘Si me fuere necesario morir contigo, no te negaré’ (Marcos 14:29,31).
Pero cuando llega la hora mala, cuando nuestros enemigos aparecen armados listos para el encuentro en el campo de batalla, avanzando resueltamente con peligros y muerte; es allí donde se ve el verdadero coraje del cristiano.
Y esto es a lo que se refiere el apóstol Pablo cuando habla de ‘estar firmes’ (Efesios 6:13,14) en oposición a caer y huir. Caer por desmayar en la fe, y huir por temor.
Para esto, debemos tener claro, que no nos será posible 'estar firmes’ de la manera que habla Pablo, si confiamos en nosotros mismos. Así nunca podremos mirar al enemigo a la cara. ¿Queremos ser vencedores en estas cosas?. Debemos ir más allá de nosotros mismos, hasta el Dios de nuestra fuerza.
¡En EL sí podremos!. Y si Dios por nosotros, ¿quién estará contra nosotros?. Sí… ¿quién podrá contra nosotros?.
Todo lo podemos en Sus fuerzas (Filipenses 4:13).
¡Todas las cosas!. Por tanto, en EL avanza sobre la muerte y el infierno.
Si somos débiles, EL es Omnipotente.

‘Jehová, roca mía y castillo mío, y mi libertador;
Dios mío, fortaleza mía, en EL confiaré;
Mi escudo y la fuerza de mi salvación, mi alto refugio.
Invocaré a Jehová, quien es digno de ser alabado,
y seré salvo de mis enemigos' (Salmo 18:2,3)"
(“The Works”. Vol. 6).

Ora:
1- que Dios te libre de las batallas innecesarias en este día
2- que en las batallas que Dios sí vea necesarias para ti hoy, puedas permanecer plenamente apoyado en Sus fuerzas
3- que tu familia y hermanos en la fe puedan comprender lo que es enfrentar sus batallas de hoy, en las fuerzas de Dios






0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Twitter Updates

Misión

Dedicados a la misión de que la Iglesia adore a Dios en todo lo que hace con todo lo que Dios le dio diariamente en todo lugar donde está.
¡Necesitamos trabajar en la Iglesia para conectar la adoración del domingo con la vida del lunes!...
PARA QUE DIOS SEA EL TODO EN TODOS (1 Cor. 15:28)