Señores, la verdad sí importa



Para entender mejor esta tercera parte de "No, gracias. No me vengas con la Biblia, yo soy cristiano" te recomiendo que leas primero las anteriores:
- 1- ¿El amor es de Dios y la verdad es carnal?
- 2- La religión del amor hippie

Como ya hablamos, vivimos en una era donde el "relativismo" ataca sin piedad todo lo que la "verdad" cimentó.
El "Nuevo Diccionario de Teología" de Sinclair Ferguson, nos ayuda a entender qué es el "relativismo":
"Decir que la verdad es relativa equivale a decir que varía de uno a otro tiempo, lugar o persona... que no hay una verdad universal, válida para toda la gente en todos los tiempos y lugares" (Pag. 804).
Y luego agrega la pregunta que hace el "relativismo": "¿Hay un sitio objetivo para la verdad?" (Pag. 804).

Basados en esta forma de pensamiento los relativistas deducen que no hay tal cosa como la verdad absoluta y objetiva.
Pero claro, creo que hasta un niño se da cuenta que esto es una contradicción en sí misma.
Afirmar "NO hay una verdad absoluta y objetiva" es como decir: "yo soy un mentiroso, pero te aseguro que yo nunca miento".
Si "NO hay una verdad absoluta y objetiva" entonces la afirmación de "NO hay una verdad absoluta y objetiva" es solo una opinión más que no debe ser tomada muy en cuenta.
¿Por qué?
Porque "NO hay una verdad absoluta y objetiva" y esto incluye esta afirmación misma.

En los negocios
Como escribió John Piper: "Todo hombre de negocios sabe que los relativistas filosóficos dejan su relativismo en la puerta cuando van al banco y leen las palabras del contrato que están a punto de firmar" ("Piensa". Pag. 95).
Ellos saben que las palabras en ese contrato significan algo específico y objetivo por lo cual pueden tal vez ganar mucho o perder mucho. Creen por completo que ese contrato puede haber sido redactado de tal manera que no tenga diferentes interpretaciones, sino una sola muy concreta que los comprometa.
En ese momento pisotean su filosófico error de: "NO hay una verdad absoluta y objetiva".

Ante una desgracia
¿Qué pasaría con un relativista si alguien asesina a su hijo?
Supongamos que él vio el asesinato y también 3 vecinos.
Los 4 se presentan en el juicio contra el asesino y testifican. Pero de pronto el juez dice: "Bueno, esta es su perspectiva del asunto. Entiendo que lo vean a su modo, pero no podemos saber si hay una verdad absoluta y objetiva en todo esto. Por lo tanto, por las dudas, declaro inocente al acusado".

¿Qué haría el relativista que acaba de perder a su hijo?
Seguramente se enfurecería reclamando que existían pruebas objetivas que demostraban una verdad objetiva: el acusado es culpable.
De este modo pisotearía su filosófico error de: "NO hay una verdad absoluta y objetiva".

¿Autoridad Suprema? ¿Inaceptable?
En realidad el "relativismo" es una forma de negar que Dios es la Autoridad Suprema que dicta qué es "bueno" o "malo", "verdadero" o "falso".
¡Es un ataque contra Dios como Gobernador de todo lo creado!

¿Un dios que nos haya creado en algún momento y exista por ahí, pero que nos haya dejado a nuestra voluntad, planes, ideas y deseos?
Bueno, eso hasta puede ser aceptable.
Pero un Dios que nos ordene, juzgue y que debamos vivir para EL. ¡Eso, según la humanidad caída, ES INACEPTABLE!

Así es como el filósofo ateo Antony Flew se vio obligado por las pruebas, en su investigación del ADN, a reconocer la existencia de Dios, pero simplemente se convirtió en "deísta" en sus últimos años.
El escribió: “Yo pienso en un Dios muy diferente al Dios de los cristianos”. Y agregó que veía al “Dios de los cristianos”como un “Omnipotente déspota oriental, un cósmico Saddam Hussein” (Citado por Richard Carrier en “Antony Flew Considers God...Sort Of” , 10 October 2004).

Aunque por las pruebas debía abandonar su ateísmo férreo por el que había luchado por décadas en debates públicos, libros y conferencias, le seguía pareciendo inaceptable un Dios como Autoridad Suprema a quién se le debe obediencia y devoción.
El blasfemamente lo llamó un “Omnipotente déspota oriental, un cósmico Saddam Hussein”.
Esta es muy parecida a la definición de Dios, no menos horrenda, que hizo el ateo Christopher Hitchens: "un dictador celestial" ("Debate con William Lane Craig").

Relativismo = Rebelión
La razón del "relativismo" es simplemente la rebelión contra Dios como Autoridad Suprema.
Es lo que el Salmo 2 refleja con exactitud:
"¿Por qué se amotinan las gentes,
    Y los pueblos piensan cosas vanas?
2 Se levantarán los reyes de la tierra,
Y príncipes consultarán unidos
Contra Jehová y contra su ungido, diciendo:
3 Rompamos sus ligaduras,
Y echemos de nosotros sus cuerdas" (Salmo 2:1-3).

Es una rebelión consciente en la que "los hombres detienen con injusticia la VERDAD" (Romanos 1:18).
Y detrás de los hombres está aquel que Jesús describió como el que "no ha permanecido en la verdad" (Juan 8:44): Satanás.

Cizaña relativa
Y en medio de este rebelarse contra Dios, el peor ataque NO es la persecución contra la Iglesia. ¡NO! Cuenta la historia que en ciertas épocas por cada cristiano que mataban se convertían diez.

El ataque más certero de los enemigos de la Verdad, es lo que Jesús ejemplificó como "la cizaña entre el trigo" (Mateo 13:25).
La estrategia es que "Satanás se disfraza como ángel de luz" y "sus ministros se disfrazan como ministros de justicia" (2 Corintios 11:14,15).

De esta manera el relativismo no solo lo encontramos en el mundo de aquellos que deliran de tal manera como para llamar a Dios un "dictador celestial". Sino entre los que se dicen ser cristianos devotos.


Luis Rodas


.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Twitter Updates

Misión

Dedicados a la misión de que la Iglesia adore a Dios en todo lo que hace con todo lo que Dios le dio diariamente en todo lugar donde está.
¡Necesitamos trabajar en la Iglesia para conectar la adoración del domingo con la vida del lunes!...
PARA QUE DIOS SEA EL TODO EN TODOS (1 Cor. 15:28)