TODOS CONTRA TODOS 6ª PARTE





Ya vimos una primera razón por la que estamos en esta guerra de "todos contra todos": confundir "contender ardientemente por la fe" con un "contender sobre opiniones".
Y ya comenzamos a ver una segunda razón: no entender que hay diferencias enormes y claras entre "ovejas" y "vestidos de ovejas".
Este segundo punto es terrible y nos lleva a olvidarnos que es completamente antibíblico y contrario a Dios que actuemos de igual manera con unos como con los otros.

Disparando versículos
A veces nos hemos sentido los "grandes profetas de Dios" tirándole a todo el mundo
versículos por la cabeza con una dureza que hace parecer a Juan el Bautista un dulce
bebe durmiendo.
Así palabras como "herejes", "apóstatas", "blasfemia", "secta", "lobos rapaces" y demás, se terminan poniendo de moda y aparecen aun ante la menor discrepancia entre dos hermanos.
"Si no piensas como yo eres un hereje-lobo-anatema-apóstata-engañador digno de que aparezca tu foto hasta en las páginas de recetas culinarias".

Esto, aunque nos puede hacer sentir muy santos y con un monopolio muy lindo de la verdad, ESTÁ TAN ERRADO COMO LOS MISMOS FALSOS MAESTROS QUE PODEMOS DENUNCIAR.

Contrario a lo que uno puede a veces pensar, el "hereje" NO es solamente aquel que enseña en la Iglesia una doctrina contraria a alguna verdad fundamental de las Escrituras.

Pablo le escribió a Tito recordándole que existen personas con las cuales debía actuar duramente: "a los cuales es preciso tapar la boca" (Tito 1:11).

Estas personas tenían varias características. Una de ellas era que causaban "divisiones".
Tito 3:10,11 dice: "Al hombre que cause divisiones, después de una y otra
amonestación, deséchalo, sabiendo que el tal se ha pervertido, y peca y se ha
condenado por su propio juicio".

En griego, cuando dice "hombre que cause divisiones", usa las palabras "jairetikós
ándsropos", lo cual la Biblia Interlineal traduce como "hombre hereje" debido a que
"jairetikós" está emparentáda a la palabra "hereje".

Estos no solo dividían a la Iglesia con falsas enseñanzas sino con discusiones, peleas, debates sin sentido, opiniones personales,etc...
Por esto Pablo escribe: "Pero evita las cuestiones necias, y genealogías, y
contenciones, y discusiones acerca de la ley; porque son vanas y sin provecho.
Al hombre que cause divisiones, después de una y otra amonestación deséchalo" (Tito 3:9,10).
La versión Peshitta traduce: "evita los debates insensatos... las contiendas y las
discusiones".

¡Cuidado!
Hablar la verdad con firmeza ante falsos hermanos es una cosa. Dividir Iglesias, causar daño al cuerpo de Cristo, o estar generando constantemente conflictos entre hermanos con "debates insensatos", "contiendas" y "discusiones", es algo MUY distinto.

Eso es tan grave que la Biblia nos ordena echar a personas así: "Al hombre que cause
divisiones, después de una y otra amonestación deséchalo" (Tito 3:10).

Proverbios 6:16-19 dice rotundamente que "Seis cosas aborrece Jehová, y aun siete abomina su alma" y entre ellas incluye: "el que siembra discordia entre hermanos".

Por esto debemos estudiar seriamente las Escrituras para no pensar que estamos
peleando las batallas del Señor y lo único que batallamos es con nuestro orgullo y
"debates insensatos".
No sea que pensemos que somos los grandes cazadores de "herejes" y el Señor nos
vea igual de "herejes" por vivir discutiendo, siempre centrándonos en los errores de los demás y atacando a todo aquel que no ve 100 % lo mismo que nosotros.

En la séptima parte, si el Señor lo permite, ya sí entraremos en la ENORME diferencia que debe haber en nuestra relación con nuestros hermanos y con los "falsos hermanos".


Luis Rodas


.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Twitter Updates

Misión

Dedicados a la misión de que la Iglesia adore a Dios en todo lo que hace con todo lo que Dios le dio diariamente en todo lugar donde está.
¡Necesitamos trabajar en la Iglesia para conectar la adoración del domingo con la vida del lunes!...
PARA QUE DIOS SEA EL TODO EN TODOS (1 Cor. 15:28)