NO ME TIENEN EN CUENTA Últimos pensamientos del día



“Al oír estas cosas, todos en la sinagoga se llenaron de ira” (Lucas 4:28).

La más profunda diferencia entre un cristiano y alguien que no lo es se ve en esto: quien es su Dios.
El centro preeminente en el cristiano es el Dios de las Escrituras.
El centro preeminente en la persona del mundo es él mismo.
Por esto el cristiano entiende que la vida se trata de Cristo.

La persona del mundo está dispuesta a matar al mismo Cristo o a su Iglesia cuando ve que ella misma no es el centro.
Estas personas de la sinagoga de Nazaret se sienten despreciadas por Jesús. EL les habla de su mala actitud comparándolos con aquellos de Capernaúm, la viuda de Sarepta y Naamán el sirio (Lucas 4:23-27). Por lo que deciden unánimes asesinarlo en la cumbre de un monte (Lucas 4:28,29).

Gente así te amará mientras los pongas en lugares destacados de la Iglesia, sus opiniones sean tenidas muy en cuenta, los llames seguido, los invites a todos los cumpleaños y siempre hables bien de ellos.
Pero si, por alguna razón, perciben en su egocentrismo que los estás menospreciando o que tienes más en cuenta a alguien más…. ayyyyy…..
¡Cuidado!

Los identificarás fácilmente cuando esto pase.
Un verdadero cristiano “no busca su propio bien, sino el del otro” (1 Corintios 10:24), “no procura su propio beneficio, sino el de muchos, para que sean salvos” (1 Corintios 10:33). Igual que Cristo (1 Corintios 11:1).
Si alguien se siente ofendido reclamando que no lo tienen en cuenta como debieran y a partir de ahí comienza su ataque, simplemente está mostrando a que dios está sirviendo.
¡Claro… por supuesto! El dirá que lo hace para abrirle los ojos a los demás. Pero sólo tienes que ver cuando comenzó su disconformidad.

El cristiano da su vida por Cristo, soportando todo tipo de ataques contra él.
La persona de este mundo es capaz aún de atacar al mismo cuerpo de Cristo por sí mismo.


Luis Rodas


.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Twitter Updates

Misión

Dedicados a la misión de que la Iglesia adore a Dios en todo lo que hace con todo lo que Dios le dio diariamente en todo lugar donde está.
¡Necesitamos trabajar en la Iglesia para conectar la adoración del domingo con la vida del lunes!...
PARA QUE DIOS SEA EL TODO EN TODOS (1 Cor. 15:28)