8 Hay gente que quiere a Cristo pero es rechazada por Dios



Para entender mejor este artículo de la serie "Respuestas simples a cuestionamientos raros sobre la predestinación", lee las anteriores partes:

1- "Tú eres... feo... e... Hiper-calvinista"
2- "Dios es injusto, porque pudiendo salvar a todos, salva sólo a algunos"
3- "Dios no es amor, porque pudiendo salvar a todos, salva sólo a algunos"
4- "Si Adán pudo elegir, entonces yo elegí creer"
5- "Se creen una elite superior... LOS ELEGIDOS"
6- "Dios es como una madre salvando sólo a un hijo"
7- "La fe NO es un don"

Ehmmm…. raro… sí… es raro…
Yo creo que lo podríamos definir como “raro”.
Que una persona se dedique a refutar algo que no se tomó el tiempo de ver de qué se trata… mmm… sí… es raro...

Hace un tiempo escuché a alguien decir: “¿Te imaginas? Los que creen en la predestinación dicen que Dios escogió sólo a algunas personas para salvación.
¿Te imaginas algo así?
Ellos enseñan que hay personas que no quieren pero que Dios las salva igual, y que hay personas que quieren ir a Cristo pero que Dios las rechaza. ¿Te imaginas algo así?”

Ja… ¿ves lo que te digo?… Esto es raro...
¿Quién enseña eso?
La doctrina bíblica de la predestinación NO enseña eso. No no no...
No se trata de que sucede que hay algunos que no quieren a Cristo pero son salvados contra su voluntad, y que hay personas que quieren a Cristo pero son rechazados por no ser predestinados.
¡NO!. En mi vida escuché algo semejante.

La Biblia enseña claramente que NADIE QUIERE por su propio libre albedrío.
Génesis 6:5 enseña que el hombre al desobedecer quedó bajo una naturaleza cuyo designio es “de continuo solamente el mal”.
"continuo" (“yom” en hebreo): "constante, continuo, permanente" (Strong).
Aquí habla de una constancia, de algo que no fluctúa, no de algo que en un momento es bueno y en otro malo, sino de algo que permanece constantemente actuando de la misma manera.
"de continuo SOLAMENTE el mal".

Y en Génesis 8:21: “el intento del corazón del hombre es malo desde su juventud”.
Detrás de todo lo que hace el hombre siempre hay egocentrismo. Aun cuando hace algo por el bien del otro lo hace y dice: "Es que me hace bien ayudar a otros".
Por esto Jeremías 17:9 afirma: "Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso”.

En consecuencia, no hay nada en nosotros o relacionado con nosotros que pueda parecer digno de mérito ante los ojos de Dios: "Si bien todos nosotros somos como suciedad, y todas nuestras justicias como trapo de inmundicia” (Isaías 64:6).

Por esto encontramos en Romanos 3:12: “no hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno”.
El mundo no se divide entre los que quieren obedecer a Dios y los que no quieren. ¡NO!
En este mundo por sí mismo ninguno ser humano quiere obedecer a Dios ni correr a Cristo.

¿ENTONCES?
La diferencia está en que Dios en algunos produce, como enseña Filipenses 2:13, “el querer como el hacer”.
No "los lleva al cielo a pesar de que no quieren", como escuché extrañamente a alguien decir. ¡NO!
Primero hace que quieran y así corren a EL.
Por esto Hebreos 13:21 enseña: “haciendo EL en vosotros lo que es agradable delante de EL por Jesucristo”.

El resto de la humanidad sigue esclava de su rebeldía contra Dios.
Por esto Jesús les dijo: “no queréis venir a mí para que tengáis vida” (Juan 5:40).
El mundo es condenado por su rechazo a Cristo (Juan 3:36). Y nosotros salvados por pura gracia. En nosotros se cumplió Ezequiel 36:26: “os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne”.

Ayyy... maravillosa gracia de Dios...
Como explica Romanos 11:6 hablando de este tema: “Y si por gracia, ya no es por obras; de otra manera la gracia ya no es gracia. Y si por obras, ya no es gracia; de otra manera la obra ya no es obra”.
Claro ¿no?

¿QUÉ PRODUCE ESTO EN LOS SALVOS?
Como lo deben todo a EL, pura gratitud y adoración.
Ellos son aquellos mencionados en 1 Corintios 1:27-31:
"sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte; y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es, a fin de que nadie se jacte en su presencia... para que, como está escrito: El que se gloría, gloríese en el Señor”.


Luis Rodas


.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Twitter Updates

Misión

Dedicados a la misión de que la Iglesia adore a Dios en todo lo que hace con todo lo que Dios le dio diariamente en todo lugar donde está.
¡Necesitamos trabajar en la Iglesia para conectar la adoración del domingo con la vida del lunes!...
PARA QUE DIOS SEA EL TODO EN TODOS (1 Cor. 15:28)