SE ACERCA A TUS PEORES TINIEBLAS Últimos pensamientos del día



“Y dejando a Nazaret, vino y habitó en Capernaúm” (Mateo 4:13).

El Señor, luego de ser echado de la ciudad donde se crió (Lucas 4:16-30), se fue a Capernaúm.
Esta fue la base principal de su ministerio. Por esto Marcos 2:1 se refiere a este lugar como la casa de Jesús, y Mateo 9:1 la describe como “su ciudad”.

¿Qué clase de sitio escogió Jesús?
Capernaúm, dentro de la “despreciada Galilea” (Donald Carson - “Matthew”) "era vista por los rabís estrictos como un lugar de sangre mezclada, y como la región más oscura, espiritualmente hablando, de Israel” (“Reformation Heritage Study Bible”).

Por esto, en esta cita de la profecía de Isaías, se la describe a Capernaúm como una ciudad en una zona de mucha oscuridad:
“Galilea de los gentiles; el pueblo asentado en tinieblas… los asentados en región de sombra de muerte” (Mateo 4:16).

Jesús entró en la oscuridad y dolor de la gente que, por ejemplo, había sido "la primera en ir a la cautividad a Asiria” (Alfred Edersheim - “Life and Times of Jesus the Messiah”).

¿Por qué crees que el Señor fue allí?
Por favor ten cuidado. No imagines al Señor del universo siendo sorprendido por el rechazo en su pueblo y buscando improvisadamente un lugar donde vivir intentando encontrar gente que lo acepte.
¡NO!

Se trata del Dios Soberano e imparablemente misericordioso que se acerca a tus peores tinieblas y te rescata.
No sólo te rescató en tu Capernaúm alguna vez, sino que hoy, en tus luchas, tentaciones, soledades y dolores, EL puede ser “gran luz”. ¡Acude a EL!
“El pueblo asentado en tinieblas vio gran luz; y a los asentados en región de sombra de muerte, luz les resplandeció” (Mateo 4:16).

Di como David: “Mi Dios alumbrará mis tinieblas” (2 Samuel 22:29).


Luis Rodas


.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Twitter Updates

Misión

Dedicados a la misión de que la Iglesia adore a Dios en todo lo que hace con todo lo que Dios le dio diariamente en todo lugar donde está.
¡Necesitamos trabajar en la Iglesia para conectar la adoración del domingo con la vida del lunes!...
PARA QUE DIOS SEA EL TODO EN TODOS (1 Cor. 15:28)