Dios, dame una vida sin sufrimientos PRIMEROS PENSAMIENTOS DEL DÍA



“Y sanó a todos los enfermos” (Mateo 8:16).

En el devocional de ayer vimos que es un error doctrinal usar pasajes como el de Mateo 8:16,17 para esperar vivir una vida aquí sin sufrimiento.
Ahora… muchos de nosotros podemos presentar una serie de pasajes bíblicos para demostrar esto, podemos discutir ante cualquiera que diga lo contrario, pero… ¿en nuestra propia vida diaria? ¿Vivimos esperando y deseando una vida libre de sufrimientos y dolor?

¿ACASO MUCHAS VECES NO NOS SUCEDE ESTO?
Oramos: “Señor, haz de mi vida tu voluntad. Haz lo que quieras. Gobierna en mi vida”.
Pero ¿qué dice realmente nuestro corazón?
En muchos casos algo como esto:
“Dios, dame una vida sin sufrimientos.
Mira mi corazón y conoce todo lo que me gusta. Y ve dándomelo paulatinamente. Convéncete por favor de que eso es lo mejor para mí. Confía en mí, sé lo que hago al pedirte todas estas cosas. Las he pensado bien.

Que todas las personas actúen como es de mi agrado.
Ayúdame en mis conflictos. O dicho de forma más clara: ya sabes que si los demás se comportan como a mí no me gusta eso genera una lucha en mí. Por lo que te pido que todos hagan todo lo que yo quiero que hagan.

Oh gran Dios, que nadie de mi familia pase ninguna dificultad ni muera antes que yo. No quiero sufrir debido a ellos.

Que todas las consecuencias en este mundo de la caída del hombre sucedan más allá, a lo lejos, pero que yo ni las vea ni apenas me entere, para que aún esté libre del temor de que eso me suceda alguna vez.

Olvídate por favor de lo que enseña Hebreos 12:5,6 y de todo eso acerca de manifestar tu amor en mí a través de tu disciplina. Pero a la vez que yo sea tan maduro como si me hubieras disciplinado muchas veces.
Se que tienes un plan con el permitir el sufrimiento hasta la segunda venida de tu Hijo, pero olvídate de tu plan que creaste desde antes de la fundación del mundo, y escucha mi oración. Tenlo por seguro, mi perspectiva de lo que es amor es más exacta que la tuya. ¿No has visto que cuando me sucede algo malo digo en mi corazón: "no entiendo como un Dios de amor puede permitir esto”?

Dios, que cada cosa que yo emprenda funcione exactamente como lo pensé. No te molestes por favor en intentar mejorar mis planes, porque cuando las cosas se salen tan sólo un poco de lo que yo planeé me pongo nervioso.

Gracias Señor. Confía en mí. Haz esto y todo irá bien”.

¿Tu corazón está muy lejos de oraciones tan terribles como estas?


Luis Rodas


.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Twitter Updates

Misión

Dedicados a la misión de que la Iglesia adore a Dios en todo lo que hace con todo lo que Dios le dio diariamente en todo lugar donde está.
¡Necesitamos trabajar en la Iglesia para conectar la adoración del domingo con la vida del lunes!...
PARA QUE DIOS SEA EL TODO EN TODOS (1 Cor. 15:28)