Es necesario y conveniente 2



Nosotros no podemos ganar la salvación por más sufrimiento que pasemos, pero:
1- Sí Dios puede ser glorificado a través de nuestro sufrimiento.

¿Cómo?
Lo primero que vimos es que Dios se glorifica a sí mismo, se muestra a sí mismo, cuando:

a) tanto nosotros como otros, vemos que Dios nos libra milagrosamente de la aflicción.

b) Dios también se glorifica a sí mismo al sostenernos en medio de las tribulaciones: 2 Tesalonicenses 1:3,4
1:4: “paciencia” (“jupomoné”): “De cara a un mundo hostil, esperan confiadamente la consumación del reino y su propia salvación... (describe a alguien que) soporta bajo el sufrimiento” (Gerhard Kittel - “Compendio del Diccionario Teológico del NT”. Pag. 571).

Dios es quien nos sostiene y nos da la gracia para “soportar bajo el sufrimiento”, por lo tanto ahí también es visto nuestro Dios: 2 Corintios 12:7-10; 1 Corintios 10:13

El es el Dios que nos consuela y sostiene en todas nuestras aflicciones: 2 Corintios 1:3-5
Es en la aflicción y en su consuelo, donde más íntimamente vemos al Señor:
Dios le da una visión a Pablo: Hechos 16:6-10
Pero a donde sufre grandes aflicciones: En Filipos es encarcelado y azotado con varas: Hechos 16:22-24
De ahí tiene que huir a Tesalónica. En Tesalónica lo intentan matar: Hechos 17:5-8
Pablo tiene que huir a Berea y tiene más problemas: Hechos 17:10-14

Pablo pasa por Atenas predica en el Areópago y pasa a Corinto. ¿Cómo podía estar Pablo después de todo eso?:
Hechos 18:5-11

El Señor es nuestra fuerza en la debilidad: Isaías 41:13
En la aflicción, cuando solo queda el Señor, él se ve claramente.

Por esto John Bunyan, preso 12 años en Bedford, Inglaterra, escribió: “No sabía lo que era el que Dios estuviera a mi lado en toda circunstancia y en toda oferta con que me aflige Satanás... desde que he venido a este lugar... cuando se han presentado temores, han venido con ellos ánimo y apoyo... Dios con su ternura... con un texto u otro de la Escritura me ha fortalecido contra todo, hasta el punto que con frecuencia he dicho: Si esto fuera legítimo, pediría en oración mayores tribulaciones para conseguir mayores consuelos” (“El Tesoro de David. Tomo 1”. Pag. 85 - Charles Spurgeon).

Es el poder de Dios lo único que nos puede sostener en grandes tribulaciones.
Como cuando Pablo estaba preso en Roma y sufría prisiones como un delincuente: 2 Timoteo 2:8,9
Y los que eran de su confianza lo iban abandonando: 2 Timoteo 1:15
Solo un milagro de Dios podía mantener firme a alguien en una situación así. Y por esto Pablo le da la clave a Timoteo para permanecer más allá de los obstáculos: 2 Timoteo 1:7,8
Esto es lo que había experimentado Pablo: 2 Timoteo 4:16,17

Para esa “paciencia” (“jupomoné”), ese “soportar bajo el sufrimiento”, necesitamos estar fortalecidos en Dios: Colosenses 1:9-11
NVI: “Y ser fortalecidos en todo sentido con su glorioso poder. Así perseverarán con paciencia en toda situación”.

c) Dios también se glorifica a sí mismo mostrando su justicia al condenar por la eternidad a aquellos que nos hacen mal: 2 Tesalonicenses 1:5-10

Para esto debemos vivir irreprensiblemente y aun amar a nuestros enemigos: Romanos 12:14-21
Nuestra actitud santa deja más en claro que el juicio de Dios es totalmente justo: Romanos 3:8
Un día todo el cielo verá el justo juicio de Dios a los que hicieron mal y glorificarán a Dios: Apocalipsis 19:1-3


Luis Rodas


.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Twitter Updates

Misión

Dedicados a la misión de que la Iglesia adore a Dios en todo lo que hace con todo lo que Dios le dio diariamente en todo lugar donde está.
¡Necesitamos trabajar en la Iglesia para conectar la adoración del domingo con la vida del lunes!...
PARA QUE DIOS SEA EL TODO EN TODOS (1 Cor. 15:28)