Preocupación en paz PRIMEROS PENSAMIENTOS DEL DÍA



"Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego..." (Filipenses 4:6)

La palabra "afanosos" en la Reina Valera 1960, en el griego original es "merimnáo". Y un listado de traducciones puede darnos un panorama más completo:
Paren de estar ansiosos sobre las cosas (ALT)
No se preocupen por nada (NTV)
Paren de estar ansiosos (Literal)
No se preocupen sea cual sea la situación (Phillips)
Ya no se preocupen nunca más ni por una cosa (Wuest)
No se inquieten ni tengan ninguna ansiedad sobre nada (Amp)
No se entretengan con ansiosas preocupaciones (Lightfoot)
Quiten toda ansiedad de sus mentes (NAB)

Una mirada atropellada de esta exhortación puede terminar en una conclusión errónea.
Alguien puede pensar que aquí habla de una despreocupación total de la vida.

Una canción del cantante popular ya fallecido Bob Marley, animaba así: "No te preocupes acerca de nada, cada pequeña cosa va a estar bien".
Pero esto tiene una gran relación con el pensamiento: "no le voy a prestar atención a las cosas que suceden diariamente. Finalmente todo pasa".

NO... sin duda NO... A simple vista parece lo mismo, pero al profundizar un poco nos damos cuenta que son dos pensamientos contrarios... Dos enemigos entre sí...

El vocablo griego "merimnáo", al igual que la palabra castellana "preocuparse", tiene dos acepciones:
ocuparse en alguna situación de forma responsable
inquietarse, afanarse, llenarse de ansiedad

Las palabras del apóstol Pablo no nos guían a la ausencia de preocupación sana. Aquí mismo, en este mismo capítulo, encontramos que dos hermanas estaban atravesando conflictos entre sí, y Pablo, lejos de invitar a una despreocupación irresponsable, le escribe a un hermano: "te ruego... que ayudes a éstas que combatieron juntamente conmigo" (Filipenses 4:2,3).

La voluntad de Dios NO es en absoluto que endurezcamos nuestros corazones ante el sufrimiento de otros, ni que miremos para otro lado en nuestras propias circunstancias. EL despliega cada día un sin fin de situaciones en las que quiere que estemos conscientes e involucrados.
Por lo que nos queda una gran pregunta: ¿cómo puedo ocuparme responsablemente de lo que enfrento cada día, sin afanarme, inquietarme, estar ansioso?
Tal vez pueda no prestar atención a nada y así disfrutar de cierta tranquilidad, ¿pero involucrarme y continuar en completa paz?
La respuesta viene como un manantial de gracia, y fluye del mismo versículo que nos insta:
"por nada estéis afanosos"
A lo que Pablo contrapone:
"sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego"

Como tan sencilla pero sabiamente sintetizó Peter O'Brien:
"Para no estar afanado por nada debemos orar por todo" ("Philippians").

El mundo no tiene otra opción: o intenta aislarse irresponsablemente de toda circunstancia que pueda ocasionarles ansiedad, o vive en constante crisis. No tiene otra opción.
¿A quién acudirían en sus afanes si no?

Pero el creyente dice:
"Jehová será refugio del pobre,
refugio para el tiempo de angustia" (Salmo 9:9).

Sé responsable, y en cada responsabilidad, circunstancia, posibilidad de que tu corazón entre en ansiedad, ORA... SIN EXCEPCIÓN...


Luis Rodas


.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Twitter Updates

Misión

Dedicados a la misión de que la Iglesia adore a Dios en todo lo que hace con todo lo que Dios le dio diariamente en todo lugar donde está.
¡Necesitamos trabajar en la Iglesia para conectar la adoración del domingo con la vida del lunes!...
PARA QUE DIOS SEA EL TODO EN TODOS (1 Cor. 15:28)