¿Cómo medimos si Dios está con nosotros o no?



"Emanuel, que traducido es: Dios con nosotros" (Mateo 1:23).

Jesús dijo: "Dios es Espíritu" (Juan 4:24). Y si bien "el Dios invisible" se hizo visible (Colosenses 1:15) a través de Su Hijo por algún tiempo entre algunos privilegiados que estuvieron con EL (1 Juan 1:1-3), hoy ya no le vemos (1 Pedro 1:8).
Por lo que la pregunta es: ¿Cómo medimos si Dios está con nosotros?

Tenemos por lo general la tendencia de pensar que si todo sucede como a nosotros nos gusta, Dios está con nosotros.
Pero esto es un claro y peligroso error.
En las Escrituras, que Dios estuviera con alguien, significaba muchas cosas diferentes:
- Jueces 1:22 cuenta que "Jehová estaba" con la casa de José y por esto tuvieron victoria en Bet-el.
- 1 Samuel 3:19 enseña que "Jehová estaba con" Samuel y así fue guiado por EL.
- Pero Génesis 39:2 explica que "Jehová estaba con" José. Y esto incluyó que sus hermanos lo vendieran como esclavo, luego fuera acusado injustamente y encarcelado por más de dos años, y todo esto sin ver a su familia, estando en una tierra ajena.

De la misma manera 1 Samuel 18:12 dice que "Jehová estaba con" David, y esto significó, tanto que venciera a Goliat (1 Samuel 17) y a todo el que se pusiera en su camino (1 Samuel 18:30); como que Saúl lo hiciera huir por el desierto (1 Samuel 21-26) y tuviera que hacerse pasar por loco delante del rey de Gat para poder sobrevivir (1 Samuel 21:10-15), y tuviera que mendigar pan a un hombre impío como Nabal (1 Samuel 25:5-8).

En situaciones tan diferentes, ¿cómo podemos medir si Dios está con nosotros?
¡No podemos ver a Dios!
Pero 1 Pedro 1:7,8 dice: "Jesucristo, a quién amáis sin haberle visto, EN QUIEN CREYENDO, aunque ahora no lo veáis, os alegráis con gozo inefable y glorioso".

No tenemos la certeza de que Dios está con nosotros en toda situación y lugar porque le vemos con nuestros ojos físicos o porque todo sale según nuestro parecer. ¡NO!
TENEMOS esa "convicción de lo que no se ve" (Hebreos 11:1) al creer que por la muerte y resurrección de Cristo, Dios está con nosotros.
Cristo murió y resucitó por nosotros, DIOS ESTÁ CON NOSOTROS.

Esta es una realidad absoluta para los padres que están en Cristo y tienen su bebé en el hospital y apenas pueden verlo, para aquel que lucha fuertemente con su matrimonio, para el hijo con padres impíos, el hombre encarcelado por su fe; tanto como para la familia que celebra el haber podido comprar su casa, los padres que ven una genuina conversión de su hija después de haber orado por años, o un hombre con su corazón lleno de gozo y paz.

Si estás en Cristo, Dios está contigo. ¡Y EL es SUFICIENTE!
¡Vive lo que estás atravesando teniendo plena certeza de esto!

Luis Rodas


.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Twitter Updates

Misión

Dedicados a la misión de que la Iglesia adore a Dios en todo lo que hace con todo lo que Dios le dio diariamente en todo lugar donde está.
¡Necesitamos trabajar en la Iglesia para conectar la adoración del domingo con la vida del lunes!...
PARA QUE DIOS SEA EL TODO EN TODOS (1 Cor. 15:28)