El cielo a nuestras almas


"Emanuel, que traducido es: Dios con nosotros" (Mateo 1:23).

¿Qué pensaríamos de un hombre con una fortuna guardada en su cuenta bancaria que sale cada día a revisar cubos de basura para poder comer?
Diríamos seguramente que está sufriendo algún tipo de desorden mental y nos compadeceríamos de él, ¿verdad?
¡Pobre hombre!

Pero… ¿cuanta riqueza inconmensurable hay incluida en esta verdad: "Dios con nosotros"?
¿Existe alguna manera de medir semejante caudal inagotable de riquezas eternas?
Pero sin embargo cuantas veces salimos a revisar por ahí si conseguimos un poco en personas o cosas lo que en EL tenemos en abundancia, sin precio y sin medida!

Dios nos dice con tanta compasión:
"Venid comprad sin dinero y sin precio… ¿Por qué gastáis el dinero en lo que no es pan, y vuestro trabajo en lo que no sacia? Oídme atentamente y comed del bien, y se deleitará vuestra alma con grosura" (Isaías 55:1,2).

Charles Spurgeon alguna vez contó lo siguiente:
"Iba a mi casa la otra tarde, después de un día de trabajo duro; me sentía cansado y deprimido, cuando repentinamente, como un relámpago, vino a mi mente el versículo: 'Bástate mi gracia' (2 Corintios 12:9).
Llegué a mi casa, y busqué el texto en el griego original, que dice: 'Mi gracia es suficiente para ti'.
'Lo creo, Señor', dije, y no pude menos que reír de contento.
La incredulidad me parecía tan absurda. Es como si un pequeño pez, sintiendo sed, tuviese temor de que si bebe mucho se secará el Támesis, y el río le dijese: 'Bebe, sardinita, mi caudal es suficiente para ti'.
O como si un ratoncito en los graneros de Egipto, después de los siete años de abundancia, temiese morir de hambre. José podría decirle: 'No temas, ratoncito, mis graneros son suficientes para ti'.
Me imaginaba también a un hombre en lo alto de la montaña pensando dentro de sí: 'Respiro tanta cantidad de aire, cada año; temo agotar el oxígeno de la atmósfera', pero la tierra le diría: 'Respira, hombre, y respira a pulmones llenos; mi atmósfera es suficiente para ti'.

¡Oh, hermanos, sed grandes creyentes! Tal fe llevará vuestras almas al cielo, y traerá el cielo a vuestras almas".

Luis Rodas


.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Twitter Updates

Misión

Dedicados a la misión de que la Iglesia adore a Dios en todo lo que hace con todo lo que Dios le dio diariamente en todo lugar donde está.
¡Necesitamos trabajar en la Iglesia para conectar la adoración del domingo con la vida del lunes!...
PARA QUE DIOS SEA EL TODO EN TODOS (1 Cor. 15:28)