Lo publicaríamos en Facebook




"Y entrando el ángel en donde ella estaba, dijo: ¡Salve, muy favorecida! El Señor es contigo" (Lucas 1:28).

¿Cómo hubiéramos reaccionado ante semejante situación?
¿Cómo reaccionaríamos nosotros ante palabras como éstas?
Imagina que Dios envía a nuestra casa al ángel Gabriel para que nos diga:
"¡Salve, muy favorecido! El Señor es contigo".

¿Qué pensaríamos?
¿Cuál sería nuestra reacción?
¿Acaso por cosas muchísimo menores no luchamos algunas veces con pensamientos de superioridad?
Ante cualquier cosa que sentimos que nos distingue, ¿acaso el ego no comienza a brotar por los poros?

Bueno… las redes sociales justamente apelan a esto, entre otras cosas.
Plataformas como Facebook o Twitter trabajan con:
1- mostrar a otros nuestras virtudes, logros, frases que creemos dignas de ser leídas por todos, fotos que testifican qué nos distingue, etc, etc...
2- con todo esto saciar nuestro deseo intimo de conseguir aprobación (¿la búsqueda del "me gusta" puede ser otra cosa?)

No me malentiendas por favor. Está claro que las redes sociales también se pueden usar bien. A lo que me refiero es que dos de las razones de su gran éxito es esto que acabo de mencionar.

¿Qué hubiéramos hecho ante la visita de un ángel de Dios y un mensaje semejante?
Para ser sinceros, ¿a los pocos segundos del ángel desaparecer publicaríamos en Facebook?
Quizás podría ser algo como:
"#paraelpastorquemecorrigióeldomingo
Dios acaba de enviar un ángel a hablarme. Y me dijo:
'¡Salve, muy favorecido! El Señor es contigo'.
Lo cuento para la gloria de Dios".
jajaja….
Puede ser… Y hasta con copia en Twitter, Google+ y foto con frase en Instagram.

¿Cuál fue la reacción de María?
Lucas 1:46-55 nos lo enseña:
"Engrandece mi alma al Señor: y mi espíritu se regocija en Dios mi Salvador.
Porque ha mirado la bajeza de su sierva... Su misericordia es de generación en generación".

Es altísimamente probable que Dios nunca nos envíe un ángel para hablarnos. Pero sí Dios nos bendice incontables veces de incontables maneras. Obra a través nuestro, nos guía por Su Espíritu conforme a Su Palabra y "hace en nosotros lo que es agradable delante de EL" (Hebreos 13:21).

La razón de todo esto no la busques en ti. NO HAY NADA EN TI QUE HAYA GANADO NI EL MÁS INFÍMO MILÍMETRO DE ESTO.
TODO lo que hace Dios por ti, en ti y a través de ti es por la misma razón que Dios obró así en María: "ha mirado la bajeza de su sierva… porque me ha hecho grandes cosas el Poderoso".

La obra de Dios por ti, en ti y a través de ti no es una validación de tus virtudes. ¡NO!
Es una muestra más de que "Dios es rico en misericordia", y de su "gran amor con que nos amó" (Efesios 2:4).

Luis Rodas


.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Twitter Updates

Misión

Dedicados a la misión de que la Iglesia adore a Dios en todo lo que hace con todo lo que Dios le dio diariamente en todo lugar donde está.
¡Necesitamos trabajar en la Iglesia para conectar la adoración del domingo con la vida del lunes!...
PARA QUE DIOS SEA EL TODO EN TODOS (1 Cor. 15:28)