1 Tú eres feo... e hiper-calvinista



Escuchando y leyendo algunos cuestionamientos extraños a la doctrina bíblica de la predestinación, decidí hacer esta serie de artículos llamada "Preguntas simples a cuestionamientos raros sobre la predestinación".

Una vez alguien leyó el bosquejo de un pastor, y se sorprendió al encontrar en una parte lo siguiente: “Aquí levantar la voz. Hablar con firmeza, porque el argumento es débil”.

Así, de la misma manera, un truco antiguo para atacar con eficacia a alguien cuando no se tienen argumentos fuertes en su contra, es el usar acusaciones que suenen feo al oído.
Esta artimaña la usaron contra Jesús los fariseos.
Si se trataba de acusarlo entre judíos se empleaba algún término que pueda sonar realmente mal.
Por ejemplo en Juan 9:24 dicen: “nosotros sabemos que ese hombre es pecador”.
Pero si la idea era hacerlo ver como peligroso delante de un gobernante romano, la estrategia cambiaba rotundamente. Ahora ya Jesús no era un pecador, sino una especie de terrorista extremo. Ellos le dicen a Pilato: "A éste hemos hallado que pervierte a la nación, y que prohibe dar tributo a César” (Lucas 23:2).

El truco es bien sencillo: busca qué puede sonarle peor al oído de la persona y dilo con toda seguridad.

¿POR QUÉ DIGO ESTO?
Es triste ver como algunos empuñan por ahí la acusación: “ahhh.... hiper-calvinismo”.
En realidad están hablando de lo que cree un simple calvinista. Pero claro, necesitan un término que asuste más. Por lo que “hiper-calvinista”… ehmmm…. ya sabes…. suena a extremo, peligroso.

Y en otros casos sorprende que ni se hayan tomado el tiempo de investigar qué enseña la doctrina bíblica de la predestinación. Suena hasta raro escucharlos con tono de defensor celoso intentar combatirla, imaginando que es algo que en realidad no es.

ELLOS ESTÁN DESEQUILIBRADOS, YO SOY EL EQUILIBRIO
Esto lleva a sus seguidores por internet a repetir como loros: “Yo no creo en ningún extremo. Yo creo más bien en un equilibrio”.
¿Por qué dicen esto?
Porque su GRAN LIDER les ha hecho pensar que el equilibrio es lo que él enseña. El resto es un extremo.
Por lo general esta clase de pastor es el que dice:
“Ni Calvinista ni arminiano. Soy cristiano”.
O “ni Calvino ni Arminio murieron por mí. Sólo Cristo”.
Para luego arrastrar a los que lo siguen ciegamente a SU OPINIÓN PERSONAL al respecto, y presentarlo como el verdadero cristianismo.
Lo cual termina siendo una terrible arrogancia. Miles y miles y miles de hermanos con testimonio piadoso eran en realidad extremistas.
Juan Calvino, como cada reformador, John Bunyan, John Owen, Matthew Henry, como cada puritano del siglo 17, Jonathan Edwards, George Whitefield, Charles Spurgeon, John MacArthur, John Piper, Paul Washer, etc, etc, etc.... ¡TODOS HIPER-CALVINISTAS EXTREMOS!.
Pero... ALELUYA... este líder actual es el que por fin ha encontrado…. EL EQUILIBRIO….
Lo cual, si miras bien a qué se refiere con "equilibrio", no es otra cosa que lo que cree un arminiano, pero…. mmm… llevado al EXTREMO.

¿DE VERDAD QUIERES SEGUIR A CRISTO Y NO A UN HOMBRE?
Si lo que quieres es someterte a lo que la Palabra de Dios dice sobre la salvación, la soberanía de Dios, Su gracia, y la predestinación; debes asegurarte que lo que estos artículos enseñan es la Verdad de las Escrituras.

NO se trata de que quién use más expresiones descalificadoras sobre el otro gana. No te dejes engañar por este truco viejo.
Lo que necesitamos es, más bien, “inteligencia espiritual" (Colosenses 1:9,10), humildad, reflexión cuidadosa de las Escrituras y temor de Dios.

Comenzamos en la segunda parte.


Luis Rodas


.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Twitter Updates

Misión

Dedicados a la misión de que la Iglesia adore a Dios en todo lo que hace con todo lo que Dios le dio diariamente en todo lugar donde está.
¡Necesitamos trabajar en la Iglesia para conectar la adoración del domingo con la vida del lunes!...
PARA QUE DIOS SEA EL TODO EN TODOS (1 Cor. 15:28)