LA COMUNIÓN INTIMA CON DIOS Y LA CRITICA (3). Primeros pensamientos del día.


"El que no calumnia con su lengua,
ni hace mal a su prójimo
ni admite reproche alguno contra su vecino"
(Salmo 15:3)

En los últimos devocionales vimos la relación entre hacer mal a alguien y la calumnia y critica.
Otra forma en que la crítica, el chisme y la calumnia pueden hacer daño, es: dañando a los familiares de la persona calumniada.

Cuanto daño puede causar todo esto a la familia del calumniado. Cuanto daño a sus hijos o esposo/a…
Al recibir una acusación contra alguien debemos saber que estamos tratando con un material altamente nocivo, inflamable y radiactivo. Se trata de una bomba atómica con la que perderemos el número de los damnificados.
Santiago 3:5 hablando de la lengua escribió: “He aquí, ¡cuán grande bosque enciende un pequeño fuego!”.

¿Que hacemos cuando tenemos la posibilidad de tomar éste material tan peligroso en nuestras manos?
Aquí, en el Salmo 15:3 especifica:
“ni admite reproche alguno contra su vecino”.
“admite” (“nasá” en hebreo).
Esta es una expresión que se podría parafrasear así: “que no levanta reproche alguno del camino contra otras personas”.
La persona va caminando, ve que hay algo en el suelo, pero por considerarlo basura, no lo levanta.

¿Como puede levantar esta basura del suelo?
1- Por comenzar a pensar mal de otro.
Ya hemos estado hablando últimamente del peligro de lo que permitimos entrar en nuestro corazón.
Al hacer esto es como si levantaras una serpiente del suelo. ¿Es raro que luego te ataque?

2- Por escuchar a aquellos que traen reproches contra alguien.
Lo que sucede es que a nuestra naturaleza humana le encanta participar en estas cosas (Proverbios 18:8).
Hasta que no hay pruebas de una acusación se trata de un falso rumor, y la Biblia manda rechazarlos (Exodo 23:1,7).
El sabio ni inicia ni admite criticas contra otros (Proverbios 20:19).

¿Pero si lo que me dicen es verdad?
1- Si se trata de errores comunes:
- ora por esa persona. Vuelca toda esa preocupación por él/ella delante de Dios. Dios es tu fuerza.
- Habla de los errores de la persona SÓLO a la persona implicada y si es necesario con alguien que genuinamente lo pueda ayudar. ¡NO LO HABLES CON NADIE MÁS!.

2- Si se trata de prácticas de pecado que deben ser expuestas:
Lo que se debe hacer es ir al liderazgo de la congregación. Si es verdad debe haber testigos (Deuteronomio 19:15).
No debemos guiarnos por habladurías. No debemos ser amargados por personas que dicen: “yo se que es culpable, me falta encontrar pruebas nomás”…
Como Policarpo escribió (pastor que fue discípulo del apóstol Juan): “Los pastores no deben ser prontos a creer nada en contra de un hermano, ni enjuiciar precipitadamente” (“Carta a los Filipenses”).

¿Y si es el liderazgo mismo de la congregación el que está practicando el pecado?.
Se habla con ellos de forma personal, no por detrás.
Para esto se necesitan dos o tres testigos (1 Timoteo 5:19).
Pero si quieres agradar a Dios, asegúrate que sean testigos verdaderos y no dos o tres lobos que quieren comer en el rebaño. Tampoco es suficiente que fulano le dijo a mengano que quizás, tal vez, le parece, que escuchó…


Thomas Watson escribió: “El corazón debe especialmente mantenerse puro, porque el corazón es el principal lugar donde Dios reside... Deja que esa habitación se lave con lágrimas santas” (“Heart Purity”. Pag. 4).



0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Twitter Updates

Misión

Dedicados a la misión de que la Iglesia adore a Dios en todo lo que hace con todo lo que Dios le dio diariamente en todo lugar donde está.
¡Necesitamos trabajar en la Iglesia para conectar la adoración del domingo con la vida del lunes!...
PARA QUE DIOS SEA EL TODO EN TODOS (1 Cor. 15:28)