¿Acaso no está detrás?



"Entonces el diablo le dijo: Si eres hijo de Dios, di a esta piedra que se convierta en pan" (Lucas 4:3).

El diablo tienta a Jesús. Pero como notaras no se trata de algo pecaminoso en sí. Poco tiempo después el Señor hizo dos veces un milagro relacionado con el pan (Mateo 14:13-21; 15:32-38).
Básicamente el asunto aquí es que no era el momento. Jesús era dirigido siempre por la voluntad del Padre (Juan 5:30; 6:38), por lo que si estaba ayunando era en obediencia a Su Padre.

Simplemente no era el momento de pan, a parte de la necedad que hubiera sido entrar en un juego con Satanás de "a que no puedes hacer esto y lo otro…", y del hecho de usar incoherentemente su condición de Hijo (leer Donald Carson - "Mateo". Pag. 126,127).

NO PECAMINOSO EN SÍ
No siempre la tentación incluye elementos que son pecaminosos en sí. A veces simplemente se trata de algo que no es para nosotros o que no es el tiempo.
Cuando te gustaría tener eso que no puedes tener y un veneno comienza lentamente a desparramarse por el corazón diciendo: "¿Por qué no puedo? ¿Qué tiene de malo? Cómo me gustaría tener eso y no esto otro".

Es la insistencia impaciente y quejumbrosa de querer casarse cuando aun Dios no envía claramente a la persona.

¿Es malo querer casarse?
No, pero ¿acaso no está detrás Satanás insistiendo con ansiedad, empujando a malas decisiones y poniendo en duda el amor de Dios?
Es el deseo de comprar cosas que no podemos comprar. Quizás tal persona lo puede comprar, y hasta puede ser útil, pero nosotros en ese momento no podemos.

¿Qué hacemos?
Llevamos más al límite una tarjeta de crédito que ya no podíamos pagar, y nos endeudamos a un nivel que pronto nos va a meter en serios problemas.
Eso que compramos no era necesariamente malo, pero para nosotros simplemente no era el momento.

¿Acaso no está detrás Satanás guiándonos como necios?
Quizás a alguien que conoces le va muy bien económicamente mientras que tú no tienes ni trabajo. Has orado, clamado, buscado en todo lugar, y nada.

¿Acaso no está detrás Satanás provocándote pensamientos amargos?
El Dios cuyo "entendimiento es infinito" (Salmo 147:5) sabe que en este momento ese proceso de dificultad está formando valiosas y eternas riquezas en tu corazón, confía en EL.

Puede que estés distraído con una actividad deportiva o algún hobbie. Y dices: "¿Es pecado hacer esto?"
Puede que eso no sea pecado en sí, pero ¿acaso no está detrás Satanás si eso está dejándote sin tiempo para servir a Cristo, estudiar Su Palabra y orar, y aún amar a tu familia?

AHORA ESTO
Jesús respondió al diablo: "Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra de Dios" (Lucas 4:4).

O dicho de otro modo:
"Tú buscas quitar mi atención de lo que el Padre me llamó a hacer ahora (Juan 4:34), y la Palabra afirma que más necesario que comer es la obediencia a lo que Dios dice. Ya tendré tiempo de comer".

¿Acaso no está detrás Satanás cuando nuestra mirada se desvía de lo que realmente importa (Mateo 16:23) y hacia lo que no es para nosotros, al menos ahora?


Luis Rodas


.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Twitter Updates

Misión

Dedicados a la misión de que la Iglesia adore a Dios en todo lo que hace con todo lo que Dios le dio diariamente en todo lugar donde está.
¡Necesitamos trabajar en la Iglesia para conectar la adoración del domingo con la vida del lunes!...
PARA QUE DIOS SEA EL TODO EN TODOS (1 Cor. 15:28)