El papel de la esposa del pastor cuando llega la crítica - C. J. Mahaney



Puedes leer los anteriores artículos aquí:
1- La crítica personal 
2- Las tentaciones cuando llega la crítica
3- Aprender a ser sabio abrazando la crítica
4- Un moretón doloroso

Cuando se critica a un pastor, es muy probable que su esposa se sienta tentada a ofenderse a favor de su esposo contra quien trae la crítica. Dado que ella lo ama, puede que quiera defender a su esposo de ataques, críticas y correcciones.

Esa puede ser la tentación inicial y puede que parezca apropiada, pero no lo es. En lugar de eso, ella puede tener un papel diferente y mucho más importante, uno que puede hacer una gran diferencia en el corazón y en la vida de su esposo.
Déjenme explicar cómo.

Preservar y compartir el contenido
Cuando llega la crítica, el pastor es sabio al compartirla con su esposa. Pero al hacerlo él debe proteger a su esposa de estas tentaciones predecibles. Lo hace de las siguientes maneras:

Primero, debe examinar su propio corazón y sus propias motivaciones, humillarse y revisar un entendimiento bíblico del valor de la crítica en su vida.

En segundo lugar, y tanto como sea posible, debe escuchar la crítica y la corrección con un oído objetivo, sin preocuparse por la actitud del que trae la crítica, ni distraerse por los detalles en la misma que puedan ser inexactos. Más aún, el pastor debe aprender a separar cualquier preocupación que pueda tener acerca de la persona que trae la corrección del contenido  de lo que está diciendo. Entonces va a poder volverse a su esposa, compartir los puntos de la crítica y preguntarle: “¿Puedes confirmarlo desde tu experiencia? ¿Ves esto en mi vida?”

En tercer lugar, cuando comparte la observación crítica con su esposa, él debe evitar que la conversación se vuelva una crítica al crítico. Debe evitar la tentación de buscar simplemente el apoyo de su esposa, su defensa y su consentimiento.

Mi esposa y mi devoción
Nadie nos conoce mejor que nuestra propia esposa. Y si hay algo de verdad en la crítica que llamó mi atención, no hay nadie en quien confíe más para ayudarme a verlo que en Carolyn. Al protegerla de las tentaciones comunes y al mostrarle el contenido de la crítica, le permito jugar un papel muy importante en ayudarme a discernir la legitimidad de la corrección.

Incontables veces Carolyn ha marcado la diferencia entre la forma en que recibí la corrección y cómo respondí a la misma. Varias veces a través de los años hubiera simplemente rechazado la corrección si no fuera por la ayuda de Carolyn para percibir lo que era acertado en ella.

Cada esposo necesita la amabilidad de su esposa en esto. Pero, lo digo de nuevo: ¡No es de mi preferencia! Muchas veces me encontré compartiendo la crítica que había recibido, asumiendo que ella rechazaría junto conmigo tanto la crítica como al crítico… sólo para darme cuenta que mientras hablo, su expresión facial sugiere que hay algo de legitimidad hacia la crítica. Siento un mal presagio al darme cuenta de que ella no va a confirmar mi desacuerdo y rechazo hacia la crítica.

Pero esto es un acto de amabilidad de su parte. Aunque es obvio que no es la clase de amabilidad que yo preferiría. Preferiría sólo experimentar la amabilidad de Carolyn a través de su apoyo alentador, su lealtad y su defensa de mi persona (y ella me da todo eso). Preferiría que rechace conmigo la crítica, no que ayude a confirmar que esta es acertada.

Pero aprendí que la bondad de Dios viene a mí de muchas formas, y una de las formas es a través de una esposa que no se ofende a favor de su esposo sino que en lugar de eso camina a su lado y le ayuda a darse cuenta cuándo la crítica es acertada, dónde permanece el pecado en su corazón y cómo aferrarse al propósito de redención que hay en la crítica.

E incluso cuando no desearía su ayuda para confirmar la crítica, haciendo esto Carolyn demostró ser la ayuda idónea que yo necesito de manera desesperada.

Extraído de "Descubriendo el Evangelio" traducido por Makarena Vives


Luis Rodas


.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Twitter Updates

Misión

Dedicados a la misión de que la Iglesia adore a Dios en todo lo que hace con todo lo que Dios le dio diariamente en todo lugar donde está.
¡Necesitamos trabajar en la Iglesia para conectar la adoración del domingo con la vida del lunes!...
PARA QUE DIOS SEA EL TODO EN TODOS (1 Cor. 15:28)