Sin descuentos



A veces me encuentro con algún video de los supuestos ejemplos a seguir hoy en día y no puedo menos que sentir una gran tristeza.
No porque sus vidas me afecten a mi en algo en particular. Por mí pueden vivir como quieran, pero por favor que se quiten el nombre de "ejemplos de la fe" y que sigan su negocio como más les guste.
La tristeza viene sí o sí por los miles y miles y miles que son llevados a pensar que eso es el cristianismo.
Una patética imitación de las más desesperadas codicias y ambiciones del mundo bajo el título "alcancemos todo lo que Dios tiene para nosotros".
Eso es tan parecido al cristianismo como el diablo tiene parecido con el Señor.

¡Cuanto necesitamos verdaderos ejemplos de la fe!
C.T. Studd
Hoy leyendo algunas cosas me volví a encontrar con la vida de Charles T. Studd. Misionero, primero en China y luego en Africa.
Aquí les dejo algunas palabras suyas:
"El temor de Dios es odiar la iniquidad y el amor de Dios es amar la rectitud...
Un hombre debe tener una vida nueva, la vida divina, un corazón nuevo, puro, debe ser una nueva creación, debe tener un amor divino y un odio divino. Algo menos que esto es como tratar de atravesar 100 metros arriba las cataratas del Niágara en un bote a remo...

Dentro de poco estaremos en la celebración de las bodas del Cordero, y ¡oh! cómo desearemos ser revestidos con la misma vestidura que él. Por eso debemos cuidar tener las manos y los pies horadados, la frente lastimada de espinas y el corazón herido y quebrantado, y entonces, aunque seamos despreciados sobre la tierra como lo fue él, y aunque nosotros mismos nos despreciemos, como verdaderamente deberíamos hacerlo, no seremos despreciados por él, a quien ama nuestra alma...

¿Cuales son las condiciones? Son siempre las mismas: 'Vende todo'. El precio de Dios es uno. No tiene descuento. El da TODO a los que dan TODO. ¡TODO! ¡TODO! Muerte a TODO el mundo, TODA la carne, al diablo y al que quizás sea el peor enemigo de todos: TU MISMO..." ("C.T. Studd" - Norman Grubb. Pag. 196-201).

Norman Grubb definió a Charles T. Studd y al grupo que trabajaba con él, así:
"Se habían vuelto 'invencibles', pues los que ya han muerto en espíritu y por su propia elección, no pueden ser conmovidos por las amenazas y los asaltos del diablo, y ya están viviendo una vida resucitada y ascendida, empleando cada prueba o asalto del diablo como más combustible para las llamas de la fe, alabanza y amor" ("C.T. Studd" - Norman Grubb. Pag. 202).

El precio sigue siendo el mismo. Aun no hay descuentos. NI LOS HABRÁ. Que el Señor nos ayude a morir a TODO para vivirlo genuinamente a él, y nos libre de esta imitación tibia y somnolienta.

Que el Señor nos ayude a vivir como Abraham:
"Por la fe habitó como extranjero en la tierra prometida como en tierra ajena, morando en tiendas con Isaac y Jacob, coherederos de la misma promesa;
porque esperaba la ciudad que tiene fundamentos, cuyo arquitecto y constructor es Dios" (Hebreos 11:9,10).

Cuán raros nos vemos cuando decimos vivir así, pero nos la pasamos haciendo planes para disfrutar más de este mundo.


Luis Rodas


.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Twitter Updates

Misión

Dedicados a la misión de que la Iglesia adore a Dios en todo lo que hace con todo lo que Dios le dio diariamente en todo lugar donde está.
¡Necesitamos trabajar en la Iglesia para conectar la adoración del domingo con la vida del lunes!...
PARA QUE DIOS SEA EL TODO EN TODOS (1 Cor. 15:28)