EL CARÁCTER DE DIOS ES NUESTRA SEGURIDAD. Primeros pensamientos del día.


"Jehová te oiga en el día de conflicto;
el nombre del Dios de Jacob te defienda"
(Salmo 20:1)

Muchos estudiosos de este salmo coinciden que se trata de un resumen de la típica liturgia que Israel realizaba "antes de la partida del rey y su ejército hacia una batalla. Una descripción de un ritual similar se encuentra en 2 Crónicas 20" (Peter Craigie - "WBC Psalms 1-50"). Al igual que el salmo siguiente.

Como explica el "Expositor's Bible Commentary", "la congregación activamente participa en las preparaciones reales para la guerra. Un enemigo los ha atacado" ("Psalms". Vol. 5).
El pueblo le habla a su rey antes de salir al combate: "Jehová te oiga en el día de conflicto". Esta palabra, "conflicto", en el original hebreo "tsará", habla de "peligro, dificultad, problemas, angustia" (Diccionario Brown-Driver-Briggs).

Israel apela a dos puntos decisivos antes de salir al "conflicto":
1- El clamor a Dios: "Jehová te oiga en el día de conflicto"
2- El carácter de Dios: "El nombre del Dios de Jacob te defienda"

¡Esto es absolutamente decisivo!

1- Si salimos sin clamar a Dios en nuestras batallas, seremos vencidos. Dios nos dice en Su Palabra: "no tenéis... porque no pedís" (Santiago 4:2). Es el que "pide (el que) recibe" (Mateo 7:8).
Dios podría obrar sin nuestra oración. Pero es EL el que determinó darnos a través de nuestra oración.

2- "En el día de conflicto", ¿cómo podemos tener seguridad de que Dios nos ayudará? ¿Cómo podemos tener seguridad de que Dios puede ayudarnos y quiere hacerlo? ¿Cómo podemos saber qué pedirle, qué no, y cómo pedirle?
El pueblo de Israel le dice a David: "El nombre del Dios de Jacob te defienda".
Como escribió Derek Kidner, "el divino nombre no era considerado en Israel como algo mágicamente potente" (Psalms 1-72). Sino que el nombre refleja su misma personalidad, carácter, atributos, obra, esencia, persona. Lo que estaban diciendo de este modo era: "El carácter de Dios con todos sus atributos te defienda, sea tu fortaleza y victoria".
Y algo similar se repite en el verso 5: "alzaremos pendón en el nombre de nuestro Dios".
Y otra vez en el verso 7: "Estos confían en carros, y aquéllos en caballos; mas nosotros del nombre de Jehová nuestro Dios tendremos memoria".

¡Entender esto, sin duda, es de enorme ayuda en nuestras propias batallas!
El carácter de Dios revelado en las Escrituras es nuestra defensa, fortaleza, seguridad y victoria.
Cada atributo de Dios es nuestra victoria en cada batalla.
¿Necesitas que Dios te guíe en alguna situación específica y empiezas a desesperarte sin saber cómo encontrar la voluntad de Dios en eso?
"El nombre de Dios te defienda".
Confía que nuestro Dios no abandona a sus hijos redimidos en Cristo, "el Señor es bueno... guía a los humildes para que hagan lo correcto; les enseña su camino. El Señor guía con fidelidad y amor inagotable" (Salmo 25:8,9 - NTV).
¡Esto te defenderá de la frustración, confusión y desesperación!

¿Estás enfrentando batallas más fuertes que tú? ¿Situaciones que ya parecen imposibles de revertir?
"El nombre de Dios te defienda".
Confía que nuestro Dios es Todopoderoso, no hay nada difícil para EL, es Misericordioso y sabe rescatar del "pozo de la desesperación, del lodo cenagoso" (Salmo 40:2). 
¡Esto te defenderá de simplemente entregarte a la derrota!

Hermano amado, Dios levante tus ojos a EL. Y "el nombre de Dios te defienda".







0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Twitter Updates

Misión

Dedicados a la misión de que la Iglesia adore a Dios en todo lo que hace con todo lo que Dios le dio diariamente en todo lugar donde está.
¡Necesitamos trabajar en la Iglesia para conectar la adoración del domingo con la vida del lunes!...
PARA QUE DIOS SEA EL TODO EN TODOS (1 Cor. 15:28)