¿Es necesario saber sobre los últimos tiempos? 1



El saber lo que viene y tener la certeza que toda profecía bíblica se cumplirá, nos hace vivir alertas, velando: "Mas el fin de todas las cosas se acerca; sed, pues, sobrios, y velad en oración" (1 Pedro 4:7).
“sobrios”: proviene de “sofronéo” (Prudente, pensar con sensatez).
“velad” (“néfate”): Diccionario Vine: “un estado de alerta moral”.

El pensar en el fin a los primeros cristianos no les distraía de lo que debían hacer en el presente. Por el contrario los llevaba a una vida prudente, sobria, provechosa, temerosa de Dios, y a una alerta santa en oración.
"Velad, pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor.
Pero sabed esto, que si el padre de familia supiese a qué hora el ladrón habría de venir, velaría, y no dejaría minar su casa.
Por tanto, también vosotros estad preparados; porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis" (Mateo 24:42-44).

Algunos dicen: "Para que quiero saber esto. Yo confío en el Señor".
El estudiar las advertencias bíblicas al respecto y mirar la situación mundial NO ES FALTA DE FE!
¡Cuidado!: es un medio para fortalecer nuestra fe, amonestarnos en santidad y mantenernos alertas.
"Tened también vosotros paciencia, y afirmad vuestros corazones; porque la venida del Señor se acerca.
Hermanos, no os quejéis unos contra otros, para que no seáis condenados; he aquí, el juez está delante de la puerta" (Santiago 5:8,9).
También nos lleva a congregarnos fielmente: "no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca" (Hebreos 10:25).

Así vivían los cristianos del primer siglo
Ellos vivían esperando la venida del Señor: 1 Corintios 1:7,8; Tito 2:11-13; Romanos 8:18-27; 1 Tesalonicenses 4:13-18
No tenían la mentalidad de “su mejor vida ahora”: 1 Corintios 7:29-31
Debemos amar su venida: 2 Timoteo 4:8; Hebreos 13:14

El problema está cuando queremos inventar nosotros mismos lo que la Iglesia debe enseñar
Lo que la Biblia dice es lo que la Iglesia debe enseñar.
Y la Palabra hace mucho énfasis en los últimos tiempos.
“De las 333 profecías relativas a Cristo, en su primera venida solo se cumplieron 109, dejando las restantes 224 para que se cumplan en su segunda venida.
En el AT hay un total de 1527 pasajes bíblicos referentes a la segunda venida.
En el NT , 330 versículos se refieren a la segunda venida de Cristo.
El propio Señor se refiere a su regreso 21 veces en las escrituras.
Ignorar un porcentaje tan alto de la Palabra de Dios abre la puerta a todo tipo de falsas doctrinas y falsas esperanzas” (José Jordán - “La cuenta regresiva al Armagedón”. Pag. 14,15).

¡Cuidado! 
Es el diablo mismo quien fomenta nuestro adormecimiento, apatía y desinterés sobre este tema.
La voluntad de Dios es que estos acontecimientos finales no nos encuentren desprevenidos:
"Porque vosotros sabéis perfectamente que el día del Señor vendrá así como ladrón en la noche;
que cuando digan: Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina, como los dolores a la mujer encinta, y no escaparán.
Mas vosotros, hermanos, no estáis en tinieblas, para que aquel día os sorprenda como ladrón" (1 Tesalonicenses 5:2-4).

Pedro, ya en el primer siglo, advertía sobre "burladores" que quieren confundirnos:
"sabiendo primero esto, que en los postreros días vendrán burladores, andando según sus propias concupiscencias,
y diciendo: ¿Dónde está la promesa de su advenimiento? Porque desde el día en que los padres durmieron, todas las cosas permanecen así como desde el principio de la creación" (2 Pedro 2:3,4).

Conclusión
No se trata de una "teología irresponsable", fatalismo, fantasía, ni nada por el estilo... Se trata de estar alerta y amar la venida de nuestro Señor, como los primeros cristianos...

Todas las señales del fin que ahora podemos ir viendo su cumplimiento, NO LAS INVENTÓ EL PREDICADOR DE TURNO, sino que nos las dio DIOS mismo en Su Palabra para nuestra advertencia.
¿Que hombres hicieron un exceso de todo esto?. Sí. Pero eso no nos da licencia para burlarnos de este tema tan importante.

Aun en el caso de Apocalipsis, Jesús mismo dijo: "Bienaventurado (feliz, dichoso, le irá bien) el que guarda las palabras de la profecía de este libro" (Apocalipsis 22:7)

¿Debemos permanecer confiados en nuestro Señor al ver las señales del tiempo del fin?
Por supuesto que SÍ. Pero también conociendo los tiempos que estamos viviendo y en ALERTA, sabiendo que nuestro Señor viene.


Luis Rodas


.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Twitter Updates

Misión

Dedicados a la misión de que la Iglesia adore a Dios en todo lo que hace con todo lo que Dios le dio diariamente en todo lugar donde está.
¡Necesitamos trabajar en la Iglesia para conectar la adoración del domingo con la vida del lunes!...
PARA QUE DIOS SEA EL TODO EN TODOS (1 Cor. 15:28)