¡Esta es la más importante ocupación de la vida de un cristiano!. Primeros pensamientos del día.



“La boca del justo habla sabiduría,
y su lengua habla justicia.
La ley de su Dios está en su corazón” (Salmo 37:30,31).

John Flavel (1627-1691):
“El guardar el corazón es un trabajo constante. Es una obra que sólo cesa cuando terminamos esta vida.
No hay tiempo o condición en la vida de un cristiano que permita un descanso de esta obra. El vigilar nuestro corazón es similar a aquel mantener en alto las manos de Moisés mientras Israel y Amalec estaban en guerra. Tan pronto como las manos de Moisés se cansaban y las bajaba, ‘prevalecía Amalec' (Exodo 17:8-13). 

Negligencias por apenas unos minutos en este vigilar sobre sus propios corazones, le costaron a David y a Pedro muchos días y noches tristes.
¡Esta es la más importante ocupación de la vida de un cristiano!.

Pon tu corazón en su lugar y tu vida rápidamente mostrará el fruto. Es fácil discernir que hay en el interior de una persona, por lo que hace y lo que dice.
Toma a un cristiano que guarda su corazón, y mira cuan serio, celestial y provechoso es su hablar y su forma de vivir. ¡Que compañía tan fácil de amar es él!.

Cuando el corazón sube a Dios, y está lleno de EL, ¡cuán hábilmente comienza a deslizarse hacia una conversación espiritual, aprovechando cada ocasión y ventaja para algún propósito divino!.
¡Esta es la razón de porqué las conversaciones y prácticas de muchos cristianos se vuelven tan superficiales y poco provechosas!.

Hubo un tiempo en que los cristianos se conducían de tal manera que el mundo se quedaba contemplándolos. Su vida y su hablar eran de una cepa diferente de las de los demás, sus lenguas les descubrían ser galileos.
Pero ahora, tan llenos de especulaciones vanas y controversias inútiles, han descuidado éste trabajo del corazón, la piedad práctica.
Esto ha sido tristemente alterado y sus conversaciones se volvieron iguales a las de cualquier hombre de éste mundo.

Tengo pocas esperanzas de ver éste mal reparado, y el buen nombre de la religión devuelto, hasta que los cristianos hagan sus primeras obras, hasta que se apliquen de nuevo al trabajo del corazón. Cuando la sal de mentalidades celestiales se eche en las fuentes, las corrientes correrán más claras y más dulces"
("A Treatise on Keeping Heart").





0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Twitter Updates

Misión

Dedicados a la misión de que la Iglesia adore a Dios en todo lo que hace con todo lo que Dios le dio diariamente en todo lugar donde está.
¡Necesitamos trabajar en la Iglesia para conectar la adoración del domingo con la vida del lunes!...
PARA QUE DIOS SEA EL TODO EN TODOS (1 Cor. 15:28)