Acerca del fútbol




Algunas personas ven algún partido de fútbol como quien disfruta sobriamente de una distracción en cierto momento de la semana. Similar a aquel que encuentra placer en ver la destreza del atleta en lanzamiento de jabalina o triple salto; o en un pianista ejecutando una compleja pieza clásica.
Para este tipo de personas la Palabra de Dios aconseja simplemente cuidar que esa distracción normal no se transforme en una pérdida de tiempo continua, ya que debemos “como sabios, aprovechar bien el tiempo” (Efesios 5:15,16).

LA AUSENCIA DE METAS REALES
Pero otras personas simplemente manifiestan, a través de eventos como el mundial de fútbol, ser parte de una generación con una ausencia plena de metas reales.
Romanos 8:20 enseña que “la creación fue sujetada a vanidad”. Esto significa que permanece en una esclavitud del sin sentido.
Por esto Salomón, luego de probarlo todo, sintetizó: “Vanidad de vanidades, todo es vanidad” (Eclesiastés 1:2).
O como la “Nueva Traducción Viviente” lo traduce: “Nada tiene sentido… ningún sentido en absoluto”.

El ser humano fue creado por Dios con tareas, misiones, propósitos y funciones bien específicos (Génesis 1:27, 28), pero él decidió rebelarse y vivir bajo sus propios planes (Génesis 3:1-6). A partir de ahí entró en un absoluto sin sentido.
¡Todas sus metas por las que vive no tienen sentido y se engaña cada día a través de distracciones que le oculten a su conciencia de que vive para nada!
¡El hombre sin Cristo corre hacia la nada y golpea el aire!
El Salmo 39:5,6 dice: “Ciertamente es completa vanidad todo hombre que vive...
Ciertamente en vano se afana"

Para mantenerlo en este estado, Satanás, creó todo un sistema engañoso que rodea al hombre lleno de metas, actividades, deleites, promesas, juegos, etc…
1 Juan 2:16 lo denomina “mundo” y lo sintetiza como “los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida”.

El ser humano sin Cristo vive toda su vida distraído por todo este sistema falso sin darse cuenta que simplemente “el dios de este siglo cegó (su) entendimiento” acerca de lo que sí se trata la vida (2 Corintios 4:4).

El famoso cantante popular John Lennon, describió muy bien la vida del hombre mundano en una de sus canciones: “la vida es eso que te sucede mientras tú estás ocupado haciendo otros planes” (canción “Beautiful Boy”).

El fútbol es simplemente, para millones de personas, parte de este sistema engañoso con el que intentan tapar la ausencia que viven de metas reales.
Este parece darle sentido a su sin sentido, a su vanidad diaria, a esa vida que es "como una sombra” (Salmo 39:6). Y ahí tiene a sus ídolos: los jugadores de su equipo que pelearán sus batallas para hacerlo sentir, no solo como si viviera por algo, sino que es un gran vencedor…
Y para muchos es una historia sin fin. Cuado termine un campeonato será otro, luego otro, y mientras se mantendrá altamente informado de otro más allá. Es el campeonato de su país, la liga española, la italiana, alemana, inglesa, la Champion League, la Copa Libertadores, etc, etc, etc….
"Vanidad de vanidades”…. “Lo más absurdo de lo absurdo” (“Nueva Versión Internacional”).

Aun a personas que viven actividades más reales como la lucha contra el maltrato infantil, la pobreza en zonas extremas o la justicia social, les cuesta comprender cómo millones malgastan sus vidas así.

¿Y EL CRISTIANO GENUINO?
Bueno, miles de personas, llenan congregaciones pero viven en la misma ausencia de metas reales.
Para los verdaderos cristianos Efesios 4:17, nos dice: “Esto, pues, digo y requiero en el Señor, que ya no andéis como los otros gentiles, que andan en la vanidad de su mente”.

Distraerte un momento, ver algo de fútbol como quien mira un acto de destreza o habilidad en algún tiempo libre…. ES UNA COSA….
Tapar tu vacío de metas reales con eventos deportivos es vivir en el mismo sin sentido del mundo….


Luis Rodas


.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Twitter Updates

Misión

Dedicados a la misión de que la Iglesia adore a Dios en todo lo que hace con todo lo que Dios le dio diariamente en todo lugar donde está.
¡Necesitamos trabajar en la Iglesia para conectar la adoración del domingo con la vida del lunes!...
PARA QUE DIOS SEA EL TODO EN TODOS (1 Cor. 15:28)