¡Elige sufrir antes que pecar!. Primeros pensamientos del día.


“Porque mejor es un día en tus atrios
que mil fuera de ellos.
Escogería antes estar a la puerta
de la casa de mi Dios,
que habitar en las moradas de maldad" (Salmo 84:10)

William Dyer (1632-1696):
“¡Elige sufrir antes que pecar!.
 Como Moisés: 'Por la fe Moisés, hecho ya grande, rehusó llamarse hijo de la hija de Faraón,
escogiendo antes ser maltratado con el pueblo de Dios, que gozar de los deleites temporales del pecado’ (Hebreos 11:24,25).
 ¡De la misma manera tres jóvenes hebreos eligieron arder en el horno de fuego antes que inclinarse ante una estatua de oro!:
'Sadrac, Mesac y Abed-nego respondieron al rey Nabucodonosor, diciendo: No es necesario que te respondamos sobre este asunto.
He aquí nuestro Dios a quien servimos puede librarnos del horno de fuego ardiendo; y de tu mano, oh rey, nos librará.
Y si no, sepas, oh rey, que no serviremos a tus dioses, ni tampoco adoraremos la estatua que has levantado’ (Daniel 3:16-18).
¡De la misma manera Daniel eligió sufrir antes que pecar!:

'Cuando Daniel supo que el edicto había sido firmado, entró en su casa, y abiertas las ventanas de su cámara que daban hacia Jerusalén, se arrodillaba tres veces al día, y oraba y daba gracias delante de su Dios, como lo solía hacer antes’ (Daniel 6:10).
Y se dice de aquellos en Hebreos 11:
‘Otros fueron atormentados, no aceptando el rescate, a fin de obtener mejor resurrección.
Otros experimentaron vituperios y azotes, y a más de esto prisiones y cárceles.
Fueron apedreados, aserrados, puestos a prueba, muertos a filo de espada; anduvieron de acá para allá cubiertos de pieles de ovejas y de cabras, pobres, angustiados, maltratados’ (Hebreos 11:35-37).


Oh! amado, ¡hay más mal en el más mínimo pecado contra Cristo, que en el mayor sufrimiento por Cristo!.
'Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria’ (2 Corintios 4:17).

1. Nuestros sufrimientos por Cristo no son más que ‘leves'.
2. Nuestros sufrimientos por Cristo son cortos, es una 'tribulación momentánea'.
3. Cristo está por nosotros en nuestros sufrimientos.
4. Nuestros sufrimientos son ordenados por el Padre.
5. Nuestros sufrimientos no harán daño a nuestras almas.
6.Dios nos da los mejores consuelos en el peor de los tiempos. ¡Tenemos más consolación de Dios cuando tenemos más tribulaciones de los hombres!.
A medida que nuestros sufrimientos abundan, más abundan nuestras consolaciones en Dios.
Por lo tanto, mis queridos hermanos, manténganse fuera del charco sucio de este mundo y de la maldad de este mundo, y si se les presenta delante el tomar la decisión entre pecar o sufrir, elijan el sufrimiento antes que pecar"
(“The Strait Way to Heaven”).






0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Twitter Updates

Misión

Dedicados a la misión de que la Iglesia adore a Dios en todo lo que hace con todo lo que Dios le dio diariamente en todo lugar donde está.
¡Necesitamos trabajar en la Iglesia para conectar la adoración del domingo con la vida del lunes!...
PARA QUE DIOS SEA EL TODO EN TODOS (1 Cor. 15:28)