Razones para alejarnos de la inmoralidad sexual 2ª parte



"¿No sabéis que vuestros cuerpos son miembros de Cristo? ¿Quitaré, pues, los miembros de Cristo y los haré miembros de una ramera? De ningún modo” (1 Corintios 6:15).

 Aquí encontramos otra razón tan poderosa como la que vimos en el devocional de ayer para HUIR de toda inmoralidad sexual.
 Nuestros cuerpos no sólo son para el Señor, sino que, son DEL SEÑOR.
 Y no solo esto, sino que al estar "en Cristo", nosotros nos hemos unido como uno solo CON Cristo.
 El es la "cabeza" y nosotros el "cuerpo". Nos hemos unido en "una sola carne" (Efesios 5:29-32).
 Por esto recién leíamos en 1 Corintios 6:15 "nuestros cuerpos son miembros de Cristo".
 Y es así que Pablo nos pregunta: "¿Quitaré, pues, los miembros de Cristo y los haré miembros de una ramera?".

 Para continuar:
"¿O no sabéis que el que se une con una ramera, es un cuerpo con ella? Porque dice: Los dos serán una sola carne" (1 Corintios 6:16).
"El cuerpo no es para la fornicación, sino para el Señor, y el Señor para el cuerpo" (1 Corintios 6:13).

PROFANANDO EL TEMPLO DE DIOS
 En todo este pasaje se ve claramente que en la inmoralidad sexual estamos profanando, ni más ni menos que el "templo del Espíritu Santo":
"Huid de la fornicación. Cualquier otro pecado que el hombre cometa, está fuera del cuerpo; mas el que fornica, contra su propio cuerpo peca.
¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros?" (1 Corintios 6:18,19).

 John MacArthur escribió al respecto: "Cada vez que un creyente comete un pecado sexual, es como si involucrara a Cristo con una prostituta" ("Biblia de Estudio MacArthur").
 Es muy contundente la advertencia de 1 Corintios 3:17 al respecto:
"Si alguno destruyere el templo de Dios, Dios le destruirá a él; porque el templo de Dios, el cual sois vosotros, santo es".

PUEDES
 Si estás luchando con la inmoralidad sexual debes saber que la gracia de Dios es más amplia que tu pecado. Esto NO significa que puedes seguir igual. ¡NO!.
 Sino que sin importar lo débil que seas, la GRACIA DE DIOS puede darte la victoria ante la batalla más fuerte que puedas estar enfrentando.

 En 2 Corintios 11:25-27 encontramos que Pablo fue "azotado con varas (3 veces)... apedreado... padecido naufragio... en peligros de ríos, peligros de ladrones, peligros de los gentiles, peligros en la ciudad, peligros en el desierto, peligros en el mar, peligros entre falsos hermanos; en trabajo y fatiga, en muchos desvelos, en hambre y sed, en muchos ayunos, en frío y desnudez"...

 Si Dios pudo sostenerlo hasta el final en medio de todo esto a Pablo, también PUEDE sostenernos y darnos victoria a nosotros en nuestros pecados...


Luis Rodas


.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Twitter Updates

Misión

Dedicados a la misión de que la Iglesia adore a Dios en todo lo que hace con todo lo que Dios le dio diariamente en todo lugar donde está.
¡Necesitamos trabajar en la Iglesia para conectar la adoración del domingo con la vida del lunes!...
PARA QUE DIOS SEA EL TODO EN TODOS (1 Cor. 15:28)